miércoles, 22 de junio de 2016

Los diferentes tés y sus colores


El té es una planta de la familia de las camelias. Hay una primera variedad china con el nombre botánico de Camelia Sinensis y una segunda variedad del nordeste de la India llamada Camelia Assamica que fue descubierta en el siglo XIX.
El arbusto del té tiene hojas finamente serradas. Sus flores son blancas y con una delicada fragancia.
El cultivo requiere zonas cálidas y húmedas y se considera que su calidad es superior cuando crece a mayor altitud. Aunque también intervienen factores como el clima, la tierra, el modo de recolección a mano. Para los tés de mayor calidad solo se toma la hoja más alta y las dos siguientes.
Después tiene lugar el secado. Las hojas se extienden y se dejan marchitar hasta que son lo bastante flexibles para enrollarlas sin que se rompan. Y es en este proceso de secado y enrollado que las hojas liberan las sustancias que le otorgan su color y su aroma característico.

Tés clásicos y modernos

La costumbre de aromatizar los tés existe desde hace muchos años; Sin embargo, los tés afrutados son más recientes y a menudo están más cerca de las tisanas e infusiones.

Lo ideal es elegir siempre tés con aromas y esencias verdaderamente naturales como: El té verde, el te negro, púerch, sencha, darjeeling badamtan,gemaicha,lapsang souchong, hajua, mil y una noches, oolong, taj majal, lima japonesa, caravan, matale, Formosa gunpowder, jazmin mandarina, frutas del bosque, mezcla del monje, rose congou, earl grey, dream tea, especias chinas.



Té verde

Es el más consumido en China y Japón junto con el te blanco que es el que ha demostrado tener más virtudes terapéuticas.
Se obtiene poniéndolo a secar para eliminar la humedad de la hoja, con lo cual se inhibe la fermentación.
El té verde suele ofrecer un aroma más delicado y herbal que el resto, teniendo muy poca teína.

Variedades del té verde:

Bancha: Emparentado con el Sencha, aunque de menor calidad. Es el te mas común en Japón. Muy bajo en teína.
Genmaicha: Té verde con arroz tostado y es consumido por los japoneses durante las comidas.
Gunpowder: Té chino de fuerte sabor que a menudo se presenta en hojas comprimidas en forma de pequeñas bolas.
Kokeicha: Té de tres años muy apreciado en Japón. Se obtiene tostando las ramitas más finas. Se pulveriza y prensa en forma de finas agujas.
Kukicha: Compuesto por los tallos de las hojas del té, da una infusión amarillenta de pronunciado sabor con muy poca teína.
Lung ching: Procede de los lagos de Hangzho, en China. Es dulce y de color esmeralda.
Matcha: Té verde pulverizado que se utiliza en la ceremonia japonesa del té; Es de color jade, rico y astringente.
Sencha: Un clásico Japonés. También lo hay en versión desteinada.
Té mu: Se trata de una mezcla de 16 plantas especias recuperadas de las últimas décadas a partir de una antiquísima tradición oriental. Posee un sabor muy personal y es muy digestivo.


Té negro

Se obtiene después de un proceso de oxidación. Las hojas recién recolectadas se extienden en habitaciones humadas para que fermenten de3 a 5 horas según la variedad, adquiriendo su característico tono verde oscuro o negro.
Es de fuerte sabor, (lo más parecido al café) y se puede combinar con leche. Su nivel de cafeína es superior al del té verde.

Variedades del té negro:

Assam: Tiene mucho cuerpo y color tostado.Se cultiva en el nordeste de la India.
Ceilán: El antiguo nombre de Sri Lanka designa un té negro de carácter delicado y aromático. Se comercializa en forma de bolsita.
Darjeeling: Denominado el champagne de los tés por su delicado y fragante sabor. Se cultiva en las pendientes de los Himalayas Indios. También se comercializa desteinado.
Earl grey: Mezcla clásica británica a base de té negro aromatizado con bergamota. Se consume en bolsita.
English breakfast: Creado por un comerciante del siglo XIX, suele designar a un té negro lo bastante fuerte para despertarse por la mañana.
Keemun: Este té de excepcional calidad se cultiva en las brumosas montañas de Anhui. Su aroma recuerda a la orquídea.
Kenia: De aroma intenso y color brillante, es uno de los tés negros con más cuerpo. Se cultiva a gran altura en el país africano y suele comercializarse en polvo.
Lady grey: Recibe este nombre una versión más afrutada-y femenina- del Earl. Además de bergamota, esta aromatizado con pétalos de rosa y corteza de naranja.
Lapsang sochong: Té chino de sabor ahumado. Debido al secado de las hojas con un fuego de leña.
Samovar: Mezcla muy popular desarrollada en Rusia a partir de té negro chino con un ligero matiz ahumado.
Sumatra: Ligeramente dulce y de sabor intenso. Se cultiva en la isla indonesia del mismo nombre.

Té azul

 Este es el nombre que reciben los tres semifermentados, también llamados Oolong. En lugar de completar la oxidación a mitad del proceso se detiene la fermentación. Normalmente a las dos horas. Para obtener un tipo de té a medio camino entre el verde y el negro. Muy popular en Taiwán, tiene un sabor equilibrado. Su contenido en teina depende de cuando se interrumpe la fermentación.

Té amarillo

Las hojas de estos tés se dejan madurar en lugar de fermentar. Son variedades que difícilmente se encuentran en los comercios. El té amarillo coge ese color una vez infusionado, con un ligero sabor entre dulce y amargo.
El Chün ahan yin chin está considerado el mejor y más valioso de los tés amarillos. El Mao chien y el Huang ta ch`a son otras variedades apreciadas.

Té rojo

Hay cierta confusión a lo que se conoce popularmente como té rojo. Los chinos llaman así al Pu-erh, una variedad que solo crece en la región de Yunnan a partir de té verde húmedo que se fermenta para oscurecerlo. Este <<té del Emperador>> llamado así como porque originalmente se reservaba solo a los altos mandatarios chinos. ES muy utilizado hoy en día en algunas dietas por sus cualidades como << devorador de grasas>>.
A veces también se habla de designar el Rooibos, una planta sudafricana de dulce sabor y virtudes tonificantes y terapéuticas, pero que pertenece a una especie botánica que nada tiene que ver con el té.

Té blanco

Se cultiva en contados lugares de China. Esta ligeramente fermentado y da una infusión de color muy pálida.En algunas plantas, las hojas parecen tener un vello blanco. Los brotes se recogen solo durante dos días en primavera y se cosechan a mano. Se necesitan unos 80.000 brotes para producir apenas 250g de té, este es el motivo de que su precio sea tan elevado.
El té blanco tiene un sabor y aroma mucho más suaves que el resto de tés y es el que menos teína contiene. Es muy apreciado por sus propiedades terapéuticas ya que su poder antioxidante triplica el del té verde. Las variedades más conocidas son el Shou mei,el Pai hao yin chin y el Pai mu tan.

Tés aromatizados

Normalmente se elaboran a partir de las hojas de menor calidad. En las tiendas occidentales se encuentra mayoritariamente mezclas a partir del té negro, aunque hay algunas clásicas con té verdes como el jazmin, muy apreciado por los chinos, o el de lima japonesa.
Los gourmets prefieren siempre las variedades puras, pero en caso de consumirlas con algún acento aromático, optan preferentemente por las flores.
La fragancia de estas se incorpora a las hojas de té durante el proceso de elaboración. Y las flores más utilizadas son el jazmin, la rosa, el lichi y el coco.

Propiedades terapéuticas del té

El té contiene numerosos beneficios para la salud, en especial el té verde y su relación directa con el elevado índice de longevidad en algunas regiones de China y Japón.
Además de su suave acción estimulante, el consumo regular de té repercute de manera muy positiva en el organismo.
Frena el envejecimiento, protege contra el cáncer, mantiene a raya el colesterol, combate la hipertensión, previene las enfermedades cardiovasculares, estimula las defensas del organismo protege contra la gripe, tonifica el cuerpo y la mente, alivia las enfermedades de la pie, menopausia, y previene la caries.

Té y deportes

Por sus propiedades energéticas y revitalizantes, el té verde es la bebida perfecta para tomar antes, durante y después del ejercicio. Su suave acción estimulante, sin llegar a producir excitación nerviosa. Promueve la agilidad mental, lo que repercute a la concentración, la motivación y la resistencia, incluso en actividades que duran horas.
En el plano estrictamente físico, el té incrementa el tono vital gracias a la combinación de sus ingredientes activos, con una alta proporción de vitamina C y otras vitaminas.
Como bebida isotónica, se le añaden unas gotas de limón con miel o sirope de arce y es muy efectiva para apagar la sed del deportista y para no desequilibrar los niveles de azúcar en la sangre durante el ejercicio.
Precauciones para los bebedores de té
Si se sufre ulceras de estomago, es mejor no tomar té, ya que puede intervenir en la función de nutrientes.
Los niños menores de tres años no deberían tomar té, ya que interfiere en la absorción del hierro y puede causar anemia.
No hay que beber té muy concentrado sino es como fines medicinales específicos.

El té frio impide una buena digestión.
Un consumo excesivo de té puede estresar los riñones por su poderoso efecto diurético.
El té contrae los músculos del estomago. Si se toma demasiado antes de las comidas quita el apetito.
No es aconsejable beber té menos de una hora antes y después de la toma de medicamentos.
Las mujeres que toman la píldora anticonceptiva no deberían de beber el té muy fuerte.
Durante la menstruación, el té puede incrementar el flujo de sangre.
Las personas hipertensas no deben beber té demasiado concentrado, ya que hace subir la tensión.

Preparación del té

Hervir el agua mineral e infundir el té, dejarlo reposar unos 5 minutos y beberlo.

Poner una cucharadita de té rasa por taza.




El té y el agua se dan vida entre si, dijo el profesor.
El té sigue vivo. Este té tiene té y ademas la vitalidad del agua,añadió.
JASON GOODWIN