viernes, 11 de marzo de 2016

La importancia del trabajo abdominal

Hola de nuevo amigos, en esta ocasión os hablaré de la importancia del trabajo abdominal (o también llamado del CORE) enfocado básicamente a la salud.

He creído muy importante hacer este artículo para resaltar la importancia de realizarlo regularmente.  Sé que a mucha de la gente que no los realiza es por ver que suponen un gran esfuerzo físico aguantarlos, o que pese a alguna vez lo han trabajado, no han visto resultados inmediatamente. También comentar en éste caso, que hay 2 tipos: los que a pesar de trabajarlo mucho de manera regular no ven resultados o los ven con mucho trabajo acumulado de ésta zona, o los que por suerte,  por poco que trabajen ésta zona ya la tienen bien definida y fuerte. Un buen trabajo en la zona abdominal es igual a mejorar la potencia de nuestro cuerpo.

En los días que vivimos actualmente, parece que tener un buen vientre plano y firme es mucho más importante a nivel estético que cualquier otra parte del cuerpo, y más ahora que se acerca el verano.  Es como si se hubiera convertido en una obsesión de toda persona que realiza actividad física. Primero tenemos que tener un concepto bien claro: el trabajar la parte abdominal de nuestro cuerpo NO nos va a ayudar a bajar de peso de, ni la grasa, esto es una falsa creencia que mucha gente se cree, y que por lo tanto se obsesiona con éste tipo de trabajo. Dentro de la zona abdominal tenemos que tener en cuenta que ésta se divide en:

Por lo tanto tenemos el recto abdominal, el transverso y los oblicuos.
Lo que tenemos que tener en cuenta son los BENEFICIOS que nos va a traer para nosotros, tener un abdomen trabajado de manera regular, más que el plan estético en sí, que también son deseados.
Los beneficios más importantes de un abdomen bien trabajado son:
-Nos ayuda a una mejor estabilidad estructural de nuestro cuerpo, basada en los movimientos rutinarios del día a día. Por ejemplo el simple hecho de caminar o correr, agacharnos a coger un objeto que se nos ha caído en el suelo, salir en bicicleta, subir escaleras... esto tanto a gente amateur como a deportistas.

-Equilibran nuestro organismo. Ya que la mayoría de gente tiene más desarrollada la parte lumbar que la abdominal, por lo tanto éste trabajo nos ayudará a compensar nuestra estructura corporal, además de ayudar a evitarnos lesiones de columna como escoliosis, lordosis.. (Estos trabajos más específicos por estas patologías deben estar supervisados por técnicos deportivos).

-Una buena musculatura abdominal nos ayuda a proteger nuestros órganos internos, ya que en ésta parte no hay estructura ósea.
-Mejoran la calidad de nuestra respiración.

-Tener una musculatura de abdomen más fuerte nos ayudará a mejorar los músculos estabilizadores de la espalda y los estabilizadores del abdomen. Por lo tanto nos ayudará a estabilizar nuestros movimientos, a ser más rápidos en la capacidad de respuesta...
-Trabajando todo esto, notaremos una notable mejoría en la salud.

-Ayuda a estabilizar nuestra columna, y a descargar la presión en la zona de los discos lumbares, que con el tiempo provocan posibles lesiones de hernias discales...
Tener en cuenta que todos éstos beneficios, deben ir conjuntamente unidos con una buena y saludable alimentación y con una rutina correcta de ejercicios adaptada a cada persona. Hay que saber también que para ayudar a reducir la grasa abdominal, además de lo dicho anteriormente, hay que acompañarlo con un trabajo aeróbico o anaeróbico, que nos ayudará a perder grasa a nivel general de nuestro cuerpo.

Además de existir muchos ejercicios para trabajar el abdomen, también existen actividades dirigidas a ello, y muy indicadas como el PILATES, YOGA, BODY BALANCE...que nos ayudarán muchísimo en que consigamos nuestro objetivo. Además, de realizarlas regularmente lograremos que nos sea mucho más sencillo y con menos esfuerzo, además que lo cogeremos como un hábito más.

A continuación, os mostraré algunos de los ejercicios que están prescritos para trabajar la zona abdominal. La mayoría de éstos ejercicios se pueden hacer en casa y son muy económicos, ya que sólo requieren de la compra de una esterilla:

Con la espalda acostada en el suelo de posición inicial, piernas flexionadas y brazos pegados, levantamos pelvis, a la vez que exhalamos.

Este es un trabajo de abdominales oblicuos. Colocarnos boca arriba con piernas flexionadas, hay que intentar tocarse el talón de un pie y rotando para el otro lado. Así sucesivamente uno y otro.

Este es un ejercicio relativamente sencillo. Tumbados boca arriba, simplemente levantamos piernas juntas a la vez extendidas para arriba. Este ejercicio necesita de una progresión, al principio, levantaremos una vez hacia arriba, y al bajar tocaremos el suelo y volveremos a subir suavemente arriba.

Éste es bastante conocido entre el mundo Fitness. Es la denominada plancha abdominal. Éste ejercicio es importante que se tenga en cuenta la persona que lo realice, no tenga la tensión arterial alta, ya que al ser un ejercicio isométrico (en el que no hay acortamiento ni estiramiento del musculo abdomen), se debe aguantar en la misma postura unos segundos, eso hace que sea un ejercicio que necesita una cierta tensión para aguantar.

El siguiente es el mismo que el anterior, pero se incluye un movimiento circular de abajo hacia arriba como muestra la foto.

Este siguiente es un poco más complejo, ya que se necesita una mayor coordinación. Consiste en mantener las piernas flexionadas ligeramente alzadas, mientras hacia un lado y hacia el otro con las manos cogiendo nuestra nuca, vamos alternando movimiento de una pierna hacia nosotros y la otra alternativa, mientras que el codo intenta toca la rodilla de la pierna contraria y viceversa.

Éstos son algunos de los ejemplos básicos de ejercicios para mejorar y tonificar nuestro muscular abdominal. Existen muchos más y dentro de ellos, más progresiones, todo dependiente del nivel de cada persona, el tiempo que lleve entrenando...
Hasta la próxima!