jueves, 15 de octubre de 2015

GOMASHIO (GOMASIO)


Este nombre tan peculiar hace referencia a un condimento que sirve para sazonar nuestros platos y darles un sabor exquisito, con múltiples propiedades.
Su procedencia Japonesa y sus ingredientes básicos, como las semillas de sésamo y la sal marina sin refinar,  “goma” (sésamo) y “shio” (sal).

Este alimento es muy beneficioso ya que tiene un alto poder alcalinizante, esto nos ayuda a nuestra digestión cuando esta es muy ácida. Los alimentos alcalinos son muy favorables para prevenir el cáncer.

El gomasio podemos comprarlo en herboristerías o bien fabricarlo en casa de una manera muy sencilla.





Para su elaboración, es tan fácil como comprar sésamo tostados y verter en un bol, triturarlo con ayuda de un mortero y añadir 1 o 2 cucharaditas de sal marina sin refinar. Como podemos ver  la proporción de sésamo es mucho mayor a la de la sal, con esto conseguimos dar un buen sabor a nuestros platos consumiendo menos sal, lo cual hace que sean más saludables.

Otra manera también es haciéndolo con sésamo natural. Lo tostamos en la sartén a fuego lento y pasamos hacer el mismo procedimiento que el anterior.
El coste del gomasio o de las semillas de sésamo y la sal son asequibles.







Sus nutrientes son por excelencia fantásticos para nuestra salud. El sésamo contiene ácidos grasos insaturados, esenciales para regular el colesterol y prevenir enfermedades cardiovasculares.

Sus vitaminas: del grupo B, vitamina E, K, etc. Sus minerales: calcio, hierro, etc.
Proteínas que nutren el sistema nervioso, van bien para el crecimiento.  
Nos aporta fibra lo cual ayuda a regular nuestro tránsito intestinal y nos ayuda a ir al lavabo.

Antioxidantes que nos ayudan a mantenernos bien y unas células jovenes.
Este condimento lo puedes hacer servir en cualquiera de tus platos.

En ensaladas, guisos, postres, etc.

Disfrutar de este rico manjar que os potencia el sabor de vuestros platos y sentir como vuestro cuerpo agradece este tipo de alimentos.