jueves, 11 de junio de 2015

Pinchos de pavo adobado con guarnición de lechuga con patatas salteadas con ajos









Ingredientes para los pinchos

Esta cantidad de carne es para congelar los pinchos ya hechos y poder disponer de ellos según necesitemos.

2kl. De solomillo de pavo troceado a dados.
Azafrán dulce o picante si lo deseáis.
Sal marina.
Pimienta.
Aceite de oliva.
Vino blanco o coñac.
Palos de pincho.


Elaboración de los pinchos

Pondremos los dados de pavo en un plato o fuente onda. Añadiremos la sal y la pimienta al gusto.
Previamente añadiremos un poco de vino blanco y lo sazonaremos bien con azafrán dulce o picante al gusto.

Lo dejaremos reposar un par de horas en la nevera, para que se compacte todo los ingredientes bien.
Seguidamente iremos montando los pinchos.
Para esta receta solo voy a necesitar 3, uno para cada uno y el resto para el congelador.
Los pondremos a hacer a la plancha y ya tenemos el acompañamiento de la guarnición.
Un combinado de verdura acompañado de un pincho.


Ingredientes para la guarnición

Para 3-4 personas
4 Patatas medianas.
6-7 Dientes de ajo.
Sal marina.
Aceite de oliva.

Elaboración para la guarnición

Tenemos como muy archivado en comer lechuga solo en crudo y en ensalada. Así que me ha parecido que tenía que hacer esta receta tan sencilla de elaborar para empezar a cambiar el hecho de comer solo lechuga en ensaladas. Sobre todo para los que tenéis huerto y os juntáis con grandes cantidades de lechuga o simplemente para los que compráis de oferta y así le podéis dar varios usos en diferentes recetas.
Es tan sencillo como hervir o hacer al vapor las patatas con la lechuga y sal.
Yo lo que hago es Lavo y pelo las patatas, las parto a dados grandes y las cubro de agua en una olla grande, como la de la foto.
La lechuga la lavo bien y con las tijeras la corto a trozos y lleno la olla hasta arriba de lechuga.
Una vez que empieza a hervir serán entre 20 o 30 minutos, tiempo de cocerse la patata. Veréis que se os quedara como cuando hervís acelgas o espinacas, que en un principio hacen mucho volumen y luego se quedan en nada.



Una vez cocidas las patatas con la lechuga, lo colaremos para quitarle el agua.
Previamente pondremos una sartén al fuego con un chorreón de aceite de oliva.
Pelaremos los dientes de ajo y los trocearemos añadiéndoselo a la sartén y dejaremos que se sofrían, para que el aceite coja el gusto al ajo y una vez fritos, Añadiremos las patatas y la lechuga hervidas y lo iremos chafando con un tenedor al mismo hacerse y removiendo un par de minutos.









                                                                        Begoña