viernes, 20 de marzo de 2015

Alimentar nuestras articulaciones


Las articulaciones juegan un gran papel, ayudan a que nuestro organismo pueda llevar a cabo una serie de movimientos mecánicos en nuestro día a día. Es esencial poner atención a nuestra alimentación para poder nutrir nuestro cuerpo debidamente y prevenir posibles afecciones en las articulaciones.

Muchas veces las dolencias no vienen por una mala alimentación, también influye el deporte, enfermedades, el paso del tiempo, etc.

Si tienes un gran desgaste físico por alguna actividad física o una mala posición al pisar.

Es importante utilizar un buen calzado, específico para el deporte que estamos realizando. Si es necesario utilizar plantillas especiales, se consultara con un especialista.


Una vez solventada esta parte, vamos a poner hincapié en los alimentos y suplementos, para garantizar buenos resultados.

Las hortalizas y verduras son importantes en nuestra dieta. La cebolla, el ajo, los puerros, los espárragos y las coles son esenciales para la formación de colágeno porque contienen azufre, este mineral es muy reparador y de gran importancia incrementar su ingesta.

La hidratación es muy importante para mantener lubricadas nuestras articulaciones. Beber 1,5-2l al día y a la hora de hacer deporte estar hidratados antes, durante y después del ejercicio físico.

Los alimentos ricos en proteína animal como el pescado y la carne son vitales. El pescado azul contiene omega-3 este es necesario para proteger las membranas celulares de de los efectos nocivos de los estados oxidativos.
La proteína vegetal también es muy importante, como las legumbres y los frutos secos. A más a más de proteínas algunos de estos alimentos contienen azufre, magnesio, etc.

Los alimentos con alto contenido en vitamica C ayudan al mantenimiento y síntesis del colágeno. También ayudan a contrarrestar los procesos de inflamación.

La vitamina D es ideal porque nos ayuda a que el calcio se fije mejor en los huesos, es importante tomar el sol 15 minutos al día mientras se da un paseo.

Mantener una dieta equilibrada, incrementando el consumo de productos naturales y haciendo una ingesta adecuada, nos ayuda a mejorar nuestro estado.


A veces con la alimentación no basta por eso algún suplemento es apropiado para mejorar nuestro estado. Siempre hay que consultar con su médico.

Estos suplementos los puedes encontrar en herboristerías o parafarmacias y están compuestos  dependiendo del producto de unos componentes u otros, como pueden ser: de gelatina, minerales, vitaminas, colágeno, ácido hialurónico, glucosamina, condroitina, etc.