viernes, 27 de noviembre de 2015

Dame la mano





 Me levanté un día con ganas de ayudar al mundo, sin esperar nada a cambio y dando toda mi energía en ello. No hay una asignatura en el colegio donde te enseñen a ayudar o gestionar la manera de hacerlo y cuanto es, de importante en la vida.

Cada persona vive bajo unas circunstancias y un aprendizaje diferente aunque llevemos diferentes zapatos y vayamos por distintos caminos, todo se dirige hacia un mismo lugar.





Nacemos libres, somos el libro en blanco que está por escribir. Poco a poco vamos llenando las líneas con conocimientos y experiencias buenas o malas, que nos trae la realidad. Vamos enfocando nuestro sentido en la vida, preguntándonos de donde vengo, hacia donde voy, etc.


Muchas veces ese lugar llamado interior se llena de odio, rabia, ira, ego…Debido a emociones, educación y vivencias erróneas. Estos sentimientos fuera de si nos conducen: a la obsesión, violencia, negatividad, derrota, etc.
Es una guerra que empieza en adentro del ser. Nuestro exterior es un reflejo de nuestro interior. Todo aquello que alimentas es lo que brota dentro y en consecuencia fuera de ti.


Por eso hoy me brindo voluntaria a ayudar, a que ayudemos todos a lo largo de nuestra existencia. Ayudar a ver otra realidad, otra manera de ver, sentir y que el cambio sucede en ti. Empezar a construir una nueva historia donde el amor es el protagonista de nuestra novela.

Cuando amas algo incondicionalmente, sea lo que sea, la vibración que desprendes es increíble. Dejas atrás la oscuridad y das paso a la luz, felicidad, armonía, equilibrio, bienestar, etc.




Dame la mano, te voy ayudar, no has de preocuparte por nada.
Intenta a caminar por ti y ver lo que es mejor en tu esencia y cuando no puedas mas o no sepas hacia donde dirigirte, dame la mano.

Todos debemos darnos la mano, es solo así que podemos llegar a un acuerdo; el del amor, el respeto, la comunicación y la paz mundial.  




Sí, todos pensamos que es algo difícil de lograr. Empieza dándome la mano y vamos a cambiar la palabra difícil por la de vamos a intentarlo.

Vamos a plantar cada uno de nosotros una flor, para dar vida a un nuevo comienzo.





Agradezco a todas las personas que me han ayudado a lo largo de mi vida y me han aportado su granito de arena. Soy un pedacito de cada uno de ellos.


                                                                                                                             

                                                                           Yasmina

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Los germinados


Son semillas que se someten a un proceso de germinación y se convierten en brotes de gran valor nutricional. Aconsejables para llevar una dieta sana y equilibrada. Las podemos germinar con semillas que no hayan sido tratadas con químicos y pesticidas (ecológicas).
Las semillas germinadas tienen muchas más propiedades nutricionales que las semillas secas; Su valor nutritivo se  multiplica durante su germinación, haciendo que este alimento sea digestivo, gracias a los cambios en su proceso.
Los germinados son ricos en: Vitaminas, minerales, aminoácidos, enzimas, oligoelementos, proteínas y ácidos grasos esenciales.
Los podemos comprar hechos en tiendas especializadas o bien podemos hacer nuestro propio germinado en casa, a un moderado precio.
Podemos hacerlos con diferentes tipos de semillas de legumbres, verduras, cereales y oleaginosas.
Aunque en este articulo nos vamos a centrar en las propiedades de las dos leguminosas como: la alfalfa y las lentejas. Y de esta ultima la elaboración del germinado, ya que la alfalfa tiene el mismo proceso de germinación que las lentejas y otras legumbres.
Podemos elaborar infinidad de recetas como: verduras, sopas, ensaladas, bocadillos vegetales etc.… Aunque si queréis conservar todos sus nutrientes es mejor su consumo en crudo, en ensaladas o como decoración en platos calientes.
Lentejas germinadas
Hay diferentes maneras de elaborarlas.
Nosotras lo hacemos poniendo las lentejas pardinas en agua, 5-6 horas de reposo son suficientes o si se desea pueden estar toda la noche. 

Por la mañana las escurrimos bien y las ponemos en una bandeja. Humedecemos un trapo de cocina o gasa grande y las tapamos bien. Seguidamente las metemos en el horno o en un sitio donde no le de la luz, así las tendremos de dos a tres días según el germinado que queramos. Cada día las revisaremos y si es necesario añadiremos un poco de agua y volveremos a tapar. A nosotras en concreto nos gusta que el germinado sea pequeño porque tiene más propiedades.

Mas o menos como veis en la foto. 
Para su conservación meterlas en un tarro de vidrio de cocina en la nevera.
Otro método que también está bien, después de tenerlas en remojo toda la noche, es de germinar poniendo una taza de lentejas dentro de un envase de vidrio grande.
Con el envase, una goma, una gasa o red para cerrarlo, tendremos suficiente. La gasa nos servirá como colador y a que traspase el agua (para conseguir la humedad que necesita).
Con las lentejas dentro añadir ¾ del envase, agua de botella, cerrar y remover. Tirar el agua y dejar el frasco boca abajo apoyado encima de una superficie o cosa que nos ayude a que quede algo inclinado. Lo pondremos en un sitio oscuro para que escurra bien el agua. Esta operación la haremos los dos o tres días de su germinación, para que se laven bien y estén humedecidas.
Las lentejas no nos pueden quedar con moho ya que peligran de contener hongos. En este caso las tendríamos que tirar. 

Propiedades nutritivas y terapéuticas de las lentejas germinadas
Son ricas en proteínas, hierro, vitamina C y retrasan el envejecimiento.
Son de fácil digestión y nos aporta energía y vitalidad
Baja los niveles de colesterol y nos ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre.
Estimulan nuestro sistema renal.

Propiedades nutritivas y terapéuticas de la alfalfa germinada
Contiene vitaminas A, B, C, E, K y minerales como calcio, fósforo, manganeso, potasio, azufre, magnesio, sílice, hierro y cobalto.
Contiene todos los aminoácidos esenciales y es un buen regenerador celular.
Por su alto contenido nutricional va bien para:
El estreñimiento, la anemia, favorece la flora intestinal, ulceras estomacales, colesterol, puede ayudar contra el cáncer, alta presión sanguínea, prevenir osteoporosis…



viernes, 13 de noviembre de 2015

Prevenir la anemia


Muchas veces sentimos cansancio y decidimos hacernos una analítica para ver si todo funciona correctamente. La mayoría de veces, la fatiga puede ser debida al stress, cambio de tiempo o por otros motivos. Otras veces este cansancio es indicador de que tenemos anemia.







Que es la anemia?

Es un estado de cansancio y debilidad debido a un déficit de hierro en la sangre. El hierro es el responsable de captar y transportar el oxigeno en la sangre. Por lo tanto este mineral es indispensable para nuestro organismo.

Sobretodo suelen padecerlo las mujeres, ancianos y niños. Nosotras en el embarazo necesitamos incrementar la dosis de minerales y vitaminas. Muchas veces no cumplimos con esta necesidad. Una incorrecta alimentación y padecer hemorragias menstruales, pueden ser otras causas de padecer anemia. Los ancianos y niños necesitan una especial atención en su alimentación, ya que en edad de crecimiento se necesitan dosis más elevadas de nutrientes. También en la vejez ya que el organismo funciona más lento y necesita asimilar las necesidades optimas.

En general hay muchas causas que el hierro no se asimile bien en nuestro organismo. Por una insuficiencia en la secreción ácida del estómago, dosis elevadas de alcalinidad en el intestino, o los alimentos captadores de nutrientes, que son aquellos que al combinarlos con el hierro impiden que este se absorba o asimile.

Hay nutrientes que nos benefician a la hora de asimilar el hierro. Por ejemplo: consumir un plato de ensalada de lentejas con trocitos de naranja. Aparte de su agradable sabor, estamos aportando el hierro de las lentejas junto con la vitamina C de la naranja, que esta nos ayuda a que el hierro se fije mejor.

Tipos de anemia:

  • Anemia ferropénica: déficit de hierro en el organismo. Es la anemia más común.
  • Anemia perniciosa: el estómago no produce suficiente proteína. Esta se encarga de favorecer la absorción de la vitamina B12.
  • Anemia por insuficiencia de vitamina B12: esta vitamina es esencial en la producción de glóbulos rojos. 
  • Anemia hemolítica: el sistema inmunitario destruye los propios glóbulos rojos.
  • Talasemia: es debida a un defecto de los genes.
  • Anemia debida a otras enfermedades crónicas: cirrosis, cáncer, trastornos del sistema inmunitario o infecciones de la sangre.
  • Anemia por déficit de ácido fólico: sin esta vitamina los glóbulos rojos tienden a aumentar su tamaño de modo anormal.
  • Anemia drepanocítica: reduce la cantidad de oxígeno de los glóbulos rojos, ya que la hemoglobina se ve alterada y cambia su forma. Esta anemia es hereditaria.
  • Anemia aplásica idiopática: las células madre se ven afectadas y estas son las responsables de la producción de células en la médula ósea.

Síntomas:
  • Cansancio
  • Caída del cabello
  • Uñas quebradizas
  • Mareos
  • Debilidad
  • Falta de memoria
  • Capacidad para afrontar el día.


Que alimentos  debo tomar?

Es importante saber que al día hemos de ingerir unos 10 miligramos de hierro si eres un hombre y 18 miligramos si eres una mujer.

Lista de alimentos ricos en hierro: Huevo

Carnes: hígados, buey, cordero, cerdo, ternera, Pavo, conejo, pollo, etc.
Pescados: anchoas, almejas, ostras, sardinas, atún, camarón, mejillones, gambas, etc.

Legumbres: lentejas, soja, judías, azuki y garbanzos.

Verduras y hortalizas: perejil, col lombarda,espinacas, acelgas, escarola, repollo, brócoli, berros, alcachofa, etc.

Frutos secos: Piñones, almendras, avellanas y nueces.
Cereales: levadura de cerveza (seca), germen de trigo, avena, arroz integral, centeno, maíz, trigo, Pan integral, etc.

Otros: las algas, cacao puro, aceitunas, albaricoques, frambuesas, etc.

Vamos a confeccionar un menú de 1 día rico en hierro para estar vitales y vigorosos.

Desayuno:

1 Kiwi
1 vaso de leche de avena con:
  •       1 cucharada de levadura
  •       cucharada de germen de trigo

1 bocadillo integral de pavo



Media mañana:

Un puñado de almendras
Frambuesas



Comida:

Ensalada de lentejas con escarola, naranja, brotes de alfalfa, gomasio y aceite de oliva.
Mejillones al vapor
Fresas

Merienda: 

Tortita de avena con cacao y nueces

Cena:

Espinacas hervidas.
Conejo al horno con perejil y ajo.






sábado, 7 de noviembre de 2015

Ensalada de pasta integral de espelta














Ingredientes

150gr De pasta integral.
Un puñado de alfalfa.
Un puñado de lentejas germinadas.
2 Huevos.
2 Tomates.
1 Tarro de atún.
25gr de maíz.
Sal marina.
Algas wakame y kombu molidas.
2 Dientes de ajo.
Sal marina.
Aceite de oliva.

Elaboración

Prepararemos una olla con agua, añadiremos la sal y la pondremos al fuego. Cuando hierva añadiremos la pasta y dejaremos hervir el tiempo que nos indique el envoltorio.
En un cazo con agua pondremos a hervir los huevos hasta que se cuezan bien.
Una vez lista la pasta y los huevos, dejaremos enfriar.
En un cuenco elaboraremos la ensalada, añadiendo la pasta y los huevos troceados primero.

Lentejas germinadas y alfalfa
Seguidamente lavaremos los tomates, los trocearemos y los añadiremos junto con el ajo a trocitos bien pequeños, también pondremos la alfalfa, el atún, las lentejas germinadas y el maíz.
Añadiremos sal al gusto y especias de alga konbu y wakame.





Aliñaremos nuestra ensalada con aceite de oliva virgen extra y lo mezclaremos todo bien, para que los sabores se intercalen entre sí.
Se puede comer sola o acompañada de una buena mayonesa de ajo casera.


                                                                                                                                             Begoña