jueves, 24 de septiembre de 2015

Ensalada fría o caliente de arroz integral ecológico con mijo











Ingredientes: (Para 4 personas).

150gr. De arroz integral ecológico.
50gr. De mijo.
Un puñado de camagrocs frescos o secos.
1 Pizca de alga hijiki. (Para decorar).
120gr. De maíz.
Sal marina.
Salsa de soja.
1 Cebolla pequeña.
Aceite de oliva.
Lechuga. (Para decorar).
Una pizca de alga hijiki molida.




Elaboración

Poner una pizca de alga hijiki en remojo unos 20 minutos, para que se hidrate.
Pondremos una olla con agua, sal, aceite de oliva y una cebolla al fuego.
Cuando hierva añadiremos el arroz integral que tendrá que hervir media hora. Solo que a los 10 minutos de haber echado el arroz, añadiremos el mijo y el puñado de camagrocs porque necesita solo 20 minutos de cocción.





















Cuando se cueza apartaremos y retiraremos la cebolla sin colar, añadiendo el maíz, una pizca de alga hijiki molida y Un chorrito de salsa de soja y lo removeremos todo muy bien.

Dejaremos reposar mínimo una hora para que se chupe todo su caldo.
Lo pondremos en una fuente para decorarla con hojas de lechuga y alga hijiki hidratada.
Un exquisito plato único que podréis servir tanto solo, o con guarnición de verduras.
Pensar que lo podéis elaborar con cualquier tipo de seta que tengáis. Que aportara la proteína vegetal y el alga hijiki que tiene un alto contenido en hierro.




Se puede servir fría para el verano, decorada con lechuga y caliente en invierno, decorada con rodajas de calabacín a la plancha alrededor.
Que disfrutéis de un feliz día, lleno de actividades satisfactorias.

                                                                                                           Begoña







viernes, 18 de septiembre de 2015

Ejercicios en el agua con nuestro bebé

-Hola! 

Seguimos aquí, con más fuerza después de haber disfrutado de nuestras merecidas vacaciones.

Como os comenté en mi anterior artículo, en éste os hablaré de la realización de ejercicios entre los padres y el bebé en la piscina.

Os destacaré que es importante que los bebés, desde bien pequeños creen ese vínculo con el medio acuático, además de ayudar a mejorar la capacidad pulmonar del bebé. Ya no para aprender a nadar tan pequeños, ni mucho menos, si no para que el bebé se acostumbre al medio acuático, para estimularlo y sobretodo como ya hemos recalcado alguna otra vez, crear ese vínculo entre el bebé y el papa/mama.

En estos últimos tiempos, muchos centros deportivos ya ofrecen éstos servicios, además de algunos pediatras también ya lo aconsejan. Algunas pautas a tener en cuenta es que el niño haya descansado y comido lo que necesita, ya que si no es así el bebé no acabará de interactuar con todo el ambiente que le rodea. 

La ventaja de los papas al meter al niño en el agua de la piscina, es que para él es algo relativamente familiar, ya que hasta hace poco ha estado un tiempo entre el líquido amniótico de su madre, y por lo tanto, se sentirá relativamente cómodo.

Hay que tener en cuenta algunas precauciones antes de llevar al bebé a la piscina como por ejemplo si sufre de otitis, resfriados etc…, que el pediatra en éste caso nos irá indicando si debe ser antes o después a las clases.

En el momento en que el papa/mama está en contacto con el bebé en el agua, es súper importante que los padres estén tranquilos y relajados,  seguros en todo momento, ya que el niño en todo caso está entre las manos de sus padres. Ese es un momento único ya que el bebé sabe que está en manos de sus padres, y éste es un momento único para disfrutar y relacionarse entre ellos.





Cada sesión dura aprox 45’, y en ella se trabajan con el bebé; inmersiones, desplazamientos, giros…). Es recomendable que estén los dos padres en el agua, ya que también es una forma de que el niño sepa que están los dos en contacto con él, además de aprenderse los ejercicios cada uno. Con esto, a los padres les ayuda a que el bebé les adquiera más confianza, que les observen, que les escuchen… Es importante no forzar mucho al bebé al principio si vemos que le cuesta mucho o lo pasa mal dentro de la piscina, no hay que forzar mucho, si obligamos desde un principio, el bebé adquirirá éste concepto como negativo y crearemos algo negativo para él.

En el momento de entrar al agua, es importante no entrar de golpe con él, por ejemplo una buena manera es darnos al niño estando el padre/madre dentro, y sentar al niño en el bordillo, una vez allí, cogerlo e introducirlo. Otro, por ejemplo, si se puede, meter en el agua junto a él un juguete que sea de su agrado, ya que también lo relacionará con algo bueno. Por ejemplo, llevarle una pelota de colores llamativos, llamará su atención y se activarán su desarrollo psicomotriz, verá como se mueve, gira…Al acabar la sesión, es importante secarle rápido con una toalla envolviéndolo, ya que los niños pierden rápidamente el calor corporal. Al ser una actividad para él, otro de los beneficios que encontrarás, es que al niño probablemente le entre más sueño y hambre, ya que para él ha sido una actividad intensa.

Hay bastante variedad de ejercicios a realizar. A continuación colgaré algunas fotos para que se vean más claro.









Éstos son algunos de los ejemplos. Es importante saber que algunos son más avanzados que otros, y sobretodo estar (si es el caso), supervisado por el técnico acuático, que nos dirá los pasos a seguir, la evolución de los ejercicios según las características, el tiempo que llevamos en las clases, la edad del bebé…