viernes, 27 de febrero de 2015

Gurupina con papas y harina














Esta es una receta muy antigua, que en mi casa se ha hecho toda la vida. Que además de estar buena y suave, es baratita y nos arregla un primer plato, poniendo un segundo bien ligerito, ya que llena bastante.

Ingredientes: Para 4 personas.

4 Patatas medianas.
1 Pimiento seco choricero.
3 tomates pequeños.
1 Cebolla grande.                         
½  Pimiento verde.
3 Dientes de ajo.
Pimienta.
Pimentón dulce o picante.
Harina.
Aceite de oliva.
Sal.


Elaboración:

Lavamos el pimiento y pelamos el tomate, la cebolla y los dientes de ajo, troceándolo todo ello, para elaborar un sofrito.
En una Cazuela si puede ser honda mejor, pondremos aceite de oliva y freiremos el pimiento choricero, limpio y sin pepitas. (Freírlo vuelta y vuelta)
Una vez hecho lo sacaremos y lo pondremos en un tarro de moler, que junto a un diente de ajo crudo y un poco de agua, lo moleremos todo y guardaremos esto para después añadirlo.
En la misma cazuela donde hemos frito el pimiento choricero, con el mismo aceite y añadiendo un poco más si es necesario, sofreiremos, dos dientes de ajo, la cebolla, el pimiento y el tomate troceado, dejándolo todo sofreír unos minutos.
Mientras se hace el sofrito pelaremos y lavaremos las patatas, troceándolas un poco más pequeñas, que si fuesen para hacer unas patatas bravas.
Cuando tengamos hecho el sofrito, añadiremos las patatas rehogándolas 2 minutos en el sofrito  añadiendo el pimiento choricero molido, sal, un poco de pimienta y pimentón dulce o picante, según el gusto de cada uno y lo cubriremos de agua dejando cocer las patatas.








Cuando estén cocidas, las iremos sacando con la ayuda de una cuchara en un plato, para guardarlas y añadirlas a lo último de la receta.
Seguidamente lo probaremos de sal y si está bien pasaremos a ir añadiendo una taza o dos de harina y con el túrmix lo iremos moliendo y añadiendo harina hasta encontrar un espesor ligero. (Lo de la harina tiene que ser al gusto y a ojo). Por este motivo es por el que debéis escoger una cazuela un poco honda, para que cuando lo moláis con la harina no os salte ni ensucie.






Pararemos el fuego y añadiremos las patatas para ir encontrándolas de tropezón.

                                                                              Begoña















viernes, 20 de febrero de 2015

Germen de trigo

 
El grano de trigo consta de varias partes, hay una que es muy importante, que es la parte del germen. Encontramos en ella, una alta concentración de nutrientes muy beneficiosos para nuestro organismo.



Hoy en día el trigo igual que la mayoría de cereales son sometidos a procesos de refinamiento, lo cual hace que se pierda gran parte de su valor nutricional. A la hora de comprarlos es importante que sepáis que no los encontrareis junto a los cereales refinados del supermercado.

Lo podéis encontrar en herboristerías y en algunos casos incluso en hipermercados (Carrefour, Alcampo, etc) en la zona de dietética. Lo venden en varios formatos. En copos para diluir en la leche, yogur, agua y para hacer recetas. En perlas, en aceite y en capsulas.


Vamos a conocer sus nutrientes y propiedades para ser conscientes de que nos aporta el germen de trigo.
Rico en proteínas, hidratos de carbono, grasas insaturadas, vitaminas, minerales y fibra.  




Su alto contenido en proteína es esencial para los procesos de formación, regeneración y reconstrucción del organismo. Al tomarlo notaras tu pelo, uñas y piel más fuertes y relucientes.

Hidratos de carbono complejos, al no estar refinado nos garantiza ser un alimento ideal para deportistas, ya que la glucosa se descompone lentamente proporcionando progresivamente la energía que necesita nuestro cuerpo.

Rico en ácidos grasos esenciales que nos ayudan a disminuir el colesterol y los triglicéridos en sangre. Ayuda en general a nuestro aparato circulatorio.



Alto contenido en vitaminas, entre las cuales encontramos:

-Vitaminas del grupo B: muy importantes en el buen funcionamiento del sistema nervioso, fortalecen el sistema inmunológico y ayudan a la correcta formación de hormonas. Es importante que este grupo de vitamina esté presente en nuestra dieta.  A los vegetarianos estrictos es recomendable que la ingieran pues puede ser que tengan carencias por no comer alimentos procedentes del animal que contienen altas cantidades. Contiene ácido fólico o vitamina B9, importante en el desarrollo adecuado del feto en una embarazada.




-Vitamina E: presente en grandes cantidades en este cereal, es un excelente antioxidante que nos ayuda a contrarrestar los efectos de los radicales libres.

También encontramos muchos minerales fundamentales para nuestro equilibrio.
-Rico en hierro, importante para prevenir la anemia.
-Magnesio ayuda mantener el buen funcionamiento en los músculos y regula los niveles de glucosa y la producción de proteína e hidratos de carbono.
-Potasio para mantener el equilibrio sodio-potasio.
-Calcio y fósforo para mantener unos huesos, dientes y uñas fuertes.

Rico en fibra, es fundamental para la salud de nuestro intestino y muy importante para combatir el estreñimiento.

Tiene tantos beneficios que también se utiliza en cosmética para hacer cremas y jabones para pieles secas, ya que el germen de trigo es abundante en grasas.

Personalmente utilizo los copos de germen de trigo y los diluyo cada mañana en la leche de avena, de soja o de arroz y añado mis cereales y galletas integrales. Es una buena manera de coger energía y empezar el día con buen pie. Su precio es muy asequible y es duradero bastante tiempo, ya que con 1 o 2 cucharadas de postre es suficiente.


Ahora que eres consciente de lo que te aporta el germen de trigo empieza hoy mismo a beneficiarte de sus nutrientes.

viernes, 6 de febrero de 2015

El estreñimiento

Hoy en día padecer estreñimiento es algo muy habitual entre la población y es algo con lo que deberíamos acabar.

Una mala alimentación, emociones mal digeridas, estrés, causas físicas, falta de ejercicio, etc. Son algunos de los agravantes de este estado físico.

La mayoría de personas que lo padecen tiran de fármacos para contrarrestar el dolor y ayudar a evacuar las deposiciones. Es un error enorme acostumbrar al cuerpo a tal barbaridad.

Si sabemos que la comida adopta el papel fundamental es necesario adquirir unos nuevos hábitos, para que todo funcione bien. Siempre y cuando no se padezca ninguna enfermedad, en ese caso siempre debemos consultar con nuestro médico.

La fibra conocida por todos, es esencial para cada uno de nosotros, padezcan o no estreñimiento pues nos ayuda en el trabajo del tránsito intestinal agregando volumen mediante la retención y absorción del agua. Esto produce que la materia fecal se ablande y pase con una mayor rapidez a través del colon. También desencadena movimientos intestinales que facilitan la evacuación.

¿Qué alimentos contienen más fibra?


La base de una buena dieta equilibrada ha de constar de frutas y verduras, que son altas en fibras solubles. Repartidlas durante el día. Por ejemplo: la fruta podemos comer una pieza por la mañana (kiwi) y otra al mediodía después de comer (ciruela) o trocearla en la ensalada, yogur, etc. La verdura al mediodía, un buen plato de ensalada de escarola y a la noche alcachofas hervidas. A esta dieta la acompañaremos con su dosis de proteínas e hidratos de carbono.

Luego nos podemos ayudar con otras fibras que son los cereales o las semillas. Cuando hablamos de cereales nos referimos a arroz, pan, avena, trigo, todos estos han de ser integrales, etc.

Las semillas como la chía, sésamo, lino…



Las legumbres son altas en fibras y aunque sintamos sensación de hinchazón producida por cúmulo de gas, son favorables para una buena evacuación.


Las algas tienen mucho alimento y son ricas en fibras. Introducirlas en nuestra alimentación es muy aconsejable y entre otras cosas, nos ayudan en los procesos intestinales.

Beber mucha agua es importante para hidratarnos y para ablandar la materia fecal. En general líquidos como zumos naturales, agua, infusiones, etc. Evitaremos las bebidas alcohólicas y bebidas con gas.


Después de las comidas una infusión que nos ayude a digerir es otra manera de sumar buenos hábitos.

De vez en cuando es bueno depurar el organismo. Tomar jugo de aloe vera nos proporciona una buena limpieza a nivel estomacal e intestinal.

Y con constancia todo se consigue. Cuando ya adquirimos estos hábitos empezamos a funcionar mejor y a sentir como ese estreñimiento va desapareciendo y despedimos a esa hinchazón que no va con nosotros.
A continuación os he elaborado un modelo de dieta de 1 día, rica en fibra.


 
Desayuno:
1 Kiwi
3 Tostadas de semillas de chia con queso fresco
1 Vaso de leche de almendras con levadura de cerveza (cucharada postre)




Media mañana:
1 Infusión
2 Galletas integrales de sésamo



Comida:
Ensalada verde mix de escarola y lechuga
Ensalada de lentejas con naranja y zanahoria
Conejo al horno con ciruelas



Merienda
1 Yogur con semillas de lino



Cena
Alcachofas al vapor
Salmón al papillote
1 Infusión






Es importante mantener un equilibrio, cualquier exceso es malo.