jueves, 27 de noviembre de 2014

Superar etiquetas


¿Os preguntareis a que nos referimos cuando decimos etiquetas?
Todo el mundo hacemos las cosas en su momento de la mejor manera que sabemos, bien porque no nos lo han enseñado educacionalmente  o porque en ese momento nos equivocamos o no sabemos enfocar las de otra manera. Aprendemos de nuestros errores y avanzamos.
Luego pasa el tiempo y uno va madurando y aprendiendo a como no cometer esas mismas pautas de comportamiento y vas cambiando poco a poco. Pero en ese trayecto más avanzado en el que tú has aprendido y cambiado, mucha gente te sigue poniendo la misma etiqueta que te pusieron años atrás o toda una vida.



Tú eres tal!! O eres cual!! Has hecho tal!! Echándote en cara todas aquellas cosas que en un pasado hiciste mal, bien porque te equivocaste o no lo supiste hacer mejor.
De ahí vienen esas etiquetas que bien ponemos a los demás o a la inversa, los demás nos la ponen a nosotros.
Yo misma como ejemplo he podido sentir en mi propio pellejo, esas etiquetas que me pusieron una vez y nunca más me las quitaron. Fueron, una huella que me hicieron sufrir, por todo aquel que hablaba mal de mí o me apuntaba con el dedo.




Cuando cambié, ya no todo el mundo me colocaba esas mismas etiquetas, pero si algunas personas que cuando me las encontraba al cabo de bastantes años o personas de tu mismo vinculo  familiar, al acercarse a mi o al hablarme seguían en el mismo punto desde que me pusieron la etiqueta a mí. De ahí es cuando me di cuenta que claro, la que había cambiado fui yo, no algunos de ellos.



Y os preguntareis: 
¿claro es que todo el mundo no es igual? 
¿Es que hay quien no cambia nunca?
Seamos conscientes  de ver a las personas dándoles un voto de confianza y cuando no nos guste alguien, simplemente guardaremos distancias.
No hagamos juicio de valor de nadie e intentemos centrarnos en nosotros mismos, para querernos más y aceptarnos con nuestras cosas buenas y las que no son tan buenas.
No hay nadie perfecto y creo que una de las misiones de nuestro paso por la vida en este plano, es la de aprender a compartir y relacionarnos los unos con los otros.
¿Decirme qué os parece esta reflexión que os he dado?
Y si lo compartís, seremos un gran colectivo de personas, avanzando hacia el mismo lugar ya que todos somos uno.


                                                                                                                                   Begoña