viernes, 11 de julio de 2014

Alimentos que iluminan la piel


Llega el verano y con él, la calor, las vacaciones, la playa y el relax. También toca sacarse prendas y buscar el modelito de bañador que mas encaje con nuestro estilo. Es en esta época cuando nos fijamos más o ponemos más hincapié en nuestra belleza.

Una parte muy importante de nuestro cuerpo es nuestra piel. Como todos sabemos es bueno cuidarla y mimarla todo el año y con mayor medida en verano, ya que con la exposición solar hemos de protegerla de los radicales libres. Tenemos cremas y pastillas para preparar la piel antes, durante y después de la exposición solar. Con los alimentos podemos conseguir embellecer nuestra parte más interna y eso hará que la piel resplandezca y coja un bonito color bronceado.

En este artículo vamos a ver los alimentos más apropiados para brillar con intensidad.
Nos basaremos en remarcar la importancia de muchas frutas y verduras aunque hay muchos alimentos beneficiosos para la piel.

La zanahoria: la más famosa de todas por excelencia. Es la top del ranking por el toque de color que nos deja en la piel gracias a sus betacarotenos, estos contienen muchos antioxidantes los cuales actúan contra los radicales libres. Otras de las virtudes es que la zanahoria es anticancerigena, es buena para la salud de la visión, nos ayuda a mantenernos más jóvenes, son eficaces contra el estreñimiento, elimina lombrices intestinales, va bien para tratar la diarrea, disminuyen el colesterol y benefician a regular el azúcar en sangre. También son muy ricos en betacarotenos: los albaricoques, el mango, las espinacas, la calabaza, la rúcula… Podemos hacer una buena mascarilla para aplicar sobre la piel, hacer un zumo, comerla tal cual cruda, en ensalada, hervida, etc. Tienes muchas maneras de poder utilizarla. Uno de mis métodos preferidos es hacer un zumo en la licuadora a base de zanahoria y manzana (3 zanahorias y 1 manzana), está muy rico y es refrescante y nutritivo. Otra manera, es cuando voy a la playa, en la neverita, llevo un par de zanahorias para picar cuando viene de gusto.



El tomate: es un alimento muy apropiado para mimar nuestra piel. Su contenido en licopeno nos aporta luminosidad y juventud a nuestro gran órgano. Debido a este flavonoide que es semejante al betacaroteno de la zanahoria, por el alto poder antioxidante que lo hace un poderoso anticancerigeno. También protege la salud cardiovascular, ayuda a desintoxicar el organismo y es rico en potasio lo cual es muy recomendable para hipertenso.
Se puede utilizar para hacer mascarillas para pieles mixtas y es aconsejada si se sufre de acné.


Los frutos rojos: entre los cuales se encuentra la fresa, los arándanos, frambuesa, mora, grosella, cerezas, granada, uva, ciruela…
Todas estas frutas ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes. Como veis siempre se remarca estos dos últimos ya que juegan un importante papel en el cuidado del cuerpo y de la piel. Los antioxidantes nos ayudan a combatir los radicales libres y  nos ayudan a regenerar nuestras células, estas al trabajar mejor pueden aportar más riego sanguíneo a todo el organismo, notándose así en la piel. Cada uno contiene unos nutrientes característicos aunque la mayoría coinciden en aportar vitamina C. Son muy remineralizantes y refrescantes.


Los cítricos: como la naranja, el limón, el pomelo, el kiwi, las mandarinas. Lo que hacen especiales a estos frutos es el alto contenido en vitamina C. Esta vitamina tiene un papel muy importante en nuestro organismo ya que actúa en el mantenimiento de los huesos, dientes y los vasos sanguíneos. Protege a otras vitaminas ante su oxidación, ayuda a absorber el hierro lo cual es muy recomendable combinar alimentos con hierro como las lentejas junto con cítricos como puede ser la naranja. Un buen plato exquisito puede ser ensalada de lentejas con gajos de naranja, es fresca y apetecible en estas fechas de verano.
Como otras frutas, también se pueden hacer mascarillas caseras.


Ácidos grasos esenciales: están en los siguientes alimentos, huevos, aceite vegetal y de oliva, frutos secos, pescado azul, marisco, margarina, leche, aguacates…
Es bueno su consumo aunque debe estar en unos valores de un 30% de nuestra dieta.
Es recomendable no abusar de ellos y combinarlos. Todo en su justa medida es magnífico para nuestro organismo.
Los ácidos grasos nos ayudan a que la piel tenga un aspecto precioso, por sus propiedades nutritivas que hidratan y dan un aspecto terso. Mejora lesiones cutáneas como la psoriasis o el eczema.  
Son en general necesarios para tener una piel, unas uñas y un cabello saludable.
Reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares, reducen el riesgo de cáncer, las grasas esenciales son necesarias por el buen funcionamiento del riñón y del hígado...



Una dieta equilibrada, practicar ejercicio físico y aportar estos fabulosos alimentos a cualquier plato de nuestras comidas nos proporcionará increíbles beneficios para la salud tanto a nivel interno como externo.