viernes, 14 de febrero de 2014

Calçotada
















Los calçots

Calçots es una palabra catalana con la que se denomina una variedad de cebolla. Es típica de la zona interior de  Cataluña, pero especialmente de toda la zona occidental, correspondiente a las terres de l’Ebre y la comarca del Alt Camp.
La tradición de los  calçots es hacerlos a la brasa y acompañarlos con carne, cuando están hechos se envuelven en papel de periódico, para que se conserven calientes y blandos y sea más fácil de quitar la piel chamuscada de encima.
Pero para el que no disponga de fuego a tierra, os puedo asegurar que metiéndolos al horno entre 15 o 20 minutos si son delgados y si son más gordos de 35-40 minutos. Cuando los sacamos lo envolvemos en periódico, están también buenos.
Para comer los calçots, se coge con la mano izquierda por la parte extrema ennegrecida y con la derecha por el lado verde del tallo, al tirar veréis que se desprende la parte exterior del calçot negra chamuscada, quedando la blanca que es la que se come mojándola en la salsa.

Salsa de calçots

La salsa de los calçots es muy parecida a la de romesco.



Ingredientes

. 3-4 dientes de ajos escalibados.
. 1 tomate escalibado.
. 100gr. de almendras.
. 100gr. de avellanas.
. 1 yesca de pan frito.
. 2 añoras.
 (Ponerlas en remojo un día antes)               
. 1 diente de ajo crudo.
. Aceite de oliva.
. Sal.
. Pimienta.
. Un poco de vinagre.
. Si está muy espeso añadir agua.



Elaboración

Su elaboración es de lo más sencillo.
Primero escalibaremos los ajos y el tomate, dejando templar un poco para que no esté tan caliente.
En un recipiente añadiremos el tomate, los tres dientes de ajo, las avellanas, las almendras, y el ajo crudo pelados.
La ñora la lavaremos bien quitándole el rabillo y las pepitas.
Eso sí con las avellanas, las almendras y el ajo crudo pelados.
A la ñora le sacaremos toda su carne y desecharemos el pellejo.
Freiremos una torradita de pan y se la añadiremos junto con la sal, la pimienta, un poco de vinagre y aceite de oliva.
Procederemos a molerlo y si queda muy espesa, añadiremos un poco de agua.






La meteremos en la nevera, hasta el momento de ser servida.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                               Begoña