viernes, 25 de abril de 2014

Actividad física y gasto calórico

Bienvenidos de nuevo amigos,  

Hoy vamos a hablar sobre la actividad física y el gasto calórico.

Seguro que muchos de vosotros os habéis preguntado muchas veces cuales son los “deportes” en los cuales tenemos un mayor gasto calórico, o sea que actividades físicas gastamos más calorías. 
Bien, primero tenemos que tener en cuenta que cada individuo es diferente. Y me refiero que cada uno tiene una altura, un peso, una constitución, una edad, un metabolismo diferente. Y partiendo de esa base, tenemos que tener en cuenta 2 factores súper importantes que nos van a ayudar a definir ése gasto calórico; INTENSIDAD Y DURACIÓN DEL EJERCICIO.
Nos es lo mismo realizar por ejemplo un running a intensidad muy suave durante 15’, que hacerlo a intensidad alta 30’. 

A continuación, os voy a introducir diferentes disciplinas deportivas a practicar, en las cuáles mi objetivo no es poneros que una disciplina quema más que la otra sí o sí, si no que como he dicho, tendremos que tener en cuenta estos datos de la intensidad y duración. Os pondré diferentes deportes, pero no quiero que lo relacionéis con su orden y gasto calórico, sino que se van a poner como los que “más queman” a nivel general.

Running/caminar: Ésta es una actividad física que está muy de moda, y más en los tiempos que corren, ya que mucha gente prefiere “irse” a correr que apuntarse a un gimnasio. Particularmente es una de las actividades que más me gustan, ya que tienes la sensación de “sentirte libre”, y además trabajas todo tu cuerpo, ya sea el tren inferior (piernas), tren superior (brazos para estabilizarnos) y la zona abdominal y del tronco. Se puede realizar a intensidad media o alta. Si una persona es sedentaria, el proceso correcto sería planificarse las primeras semanas caminando, cada semana un poco más rápido, hasta finalmente pasadas unas semanas más (no se puede concretar ya que cada persona es un mundo), empezar el running “trotando”, primero suave a intensidad media no sobrepasando más o menos los 20’-30’, hasta que pasados unos meses y practicándolo de manera regular, tu cuerpo habrá logrado adaptarse, y podrás y tu cuerpo te lo pedirá, realizar distancias más largas, quizás a intensidades mayores y durante más tiempo.
Se dice que aproximadamente se queman unas 650Kcal, a unos 10Km/h.


Pesas: Cuando hablo de pesas, no necesariamente hablo de levantar pesas con mucho peso, si no también me refiero al trabajo con pesas de poco peso, tipo para tonificar. Más de un@ pensaréis “que dice éste”. Pues sí, el trabajo con pesas tiene un alto gasto calórico. Cuando nosotros realizamos un trabajo de sesión de pesas, nuestro metabolismo también se activa, y esto activa el metabolismo de quema de grasas. Siempre se ha pensado que el trabajo físico aeróbico (running, natación, bicicleta…) quema más calorías que el de pesas, pero estudios recientes afirman que el trabajo de pesas quema más calorías que el aeróbico. Lo bueno que tiene el entrenamiento de pesas, es que se quemas calorías DURANTE y DESPUÉS del entrenamiento, éste fenómeno post-entreno se llama Excess Post-Exercise Oxygen Consumption (EPOC), esto es que tu cuerpo debe trabajar ya cuando estás descansando, para volver a regresar tal y como estaba antes del entrenamiento. Para ello, necesita un mayor consumo de oxígeno para “reparar” el músculo dañado, y todo éste proceso necesita de un consumo de calorías extra. Incluso mientras estás durmiendo, vas consumiendo calorías gracias a éste fenómeno. Cuánto más intensidad (más peso), más efectiva será ésta posterior quema de grasas. Por eso la diferencia entre el trabajo aeróbico y el de pesas, para el aeróbico, el EPOC se activa mucho menos, por eso quemamos menos.



Ciclismo: Al igual que el running, son actividades físicas que tienen mucho que ver en el aspecto lúdico. Es una especialidad también muy completa, donde se trabaja tanto tren superior (en menor medida), como sobretodo tren inferior (realizas un buen trabajo tanto de gemelos, sóleo, cuádriceps, isquiotibial…ya que se realiza la flexión de rodilla, y éste movimiento implica toda ésta muculatura). Además de la musculatura, articulaciones etc, y al igual que las otras modalidades, se trabaja el corazón de manera activa, además de mejorar sensiblemente la circulación sanguínea, en muchos casos de las piernas. Además, un punto positivo de ir en bicicleta, al igual que la natación (piscina), es que las articulaciones no sufren impactos, como puede ser el running, puesto que la fuerza de la gravedad hace que el peso mayor de nuestro cuerpo permanezca en el asiento, y por lo tanto, no sufren tanto el impacto.
Se dice que aproximadamente se queman 472 Kcal a una velocidad moderada durante 1h, mientras que hasta 590 Kcal a una velocidad alta.





Natación: Otro “deporte” donde se trabajan, aquí con más implicación aún, todos los músculos de nuestro cuerpo. Nuestro tren inferior lo trabajamos como flotación, o sea para mantenernos y no hundirnos, ya que si nos hundimos ofrecemos mayor resistencia al agua y por lo tanto, no avanzamos. Por otra parte, el tren superior lo trabajamos en mayor parte como propulsor, ya que a través de brazadas, ya sea en el estilo que sea, nos permite un avance más rápido en el agua. Trabajamos tanto brazos (la mayor parte de la musculatura de los brazos) como el abdomen, muy importante para estabilizarnos. A nivel específico, depende de cada estilo hay muchos más detalles a concretar, pero a manera general son éstos. Otros estilos diferentes practicados en la piscina donde también hay gasto calórico, y que tienen otros beneficios que en otro artículo expondré, son realizar actividades dirigidas de agua; Aquagym... y también otros como movilidad articular dentro del agua, movimientos en rehabilitación de lesiones…
Se queman entre 300-450 Kcal por cada 30’ aprox, dependiendo de la velocidad e intensidad del ejercicio.


Hay bastante más variedad de modalidades recomendada para un alto gasto calórico, como por ejemplo salto a cuerda (mucha exposición a impactos continuos, por lo tanto no es muy recomendable para personas sedentarias o con poco condición física o acostumbradas a realizar actividad física), tenis, baloncesto, futbol, balonmano, patinaje (muy recomendable ya que mueves la mayor parte del cuerpo, y además es muy lúdico y con un alto gasto calórico, por ejemplo 1 hora de patinaje aproximadamente tiene un gasto de 750 Kcal/h!). También modalidades muy muy activas son por ejemplo las que provienen de las artes marciales (pre ejemplo boxeo, muay thay, kick boxing…)

 

sábado, 19 de abril de 2014

Aceite de sésamo








El aceite de  sésamo es un aceite vegetal que se 
obtiene de las semillas de sésamo también llamadas
ajonjolí. Se obtiene del prensado en frío de sus semillas,
conteniendo el gusto y aroma peculiar de la semilla y
su color es amarillo claro.                                   
En el Sudoeste de Asia el aceite de semillas de sésamo
tostado (de color más oscuro), se emplea para potenciar
el sabor de las comidas al punto de servir, como sopas, fideos… Nunca se emplea como un medio para freír.
El aceite de sésamo tiene un gran aporte nutricional y cosmético. Históricamente se utiliza como un analgésico, antiséptico, antiinflamatorio, antioxidante de piel, encías, dolores reumáticos y otras enfermedades.





Las grasas que contiene son insaturadas lo que junto con el contenido de lecitina y fitoesteroles  ayuda a reducir el colesterol en sangre, memoria o cualquier enfermedad mental. Es rico en calcio, hierro, Zinc, vitaminas del grupo B y E.


En su uso externo este aceite tiene la propiedad de tonificar y revitalizar la piel, para masajear nos dará una muy buena hidratación de la piel y como bronceador  nos sirve 
de protección de rayos UVB, favoreciendo el bronceado.
Es muy habitual el aceite de sésamo en medicina ayurvédica, se utiliza para consumo y calentado de masajes para tratar trastornos del sistema nervioso.



También nos puede servir para hacer mascarillas con arcilla verde, el aceite de sésamo y sus correspondientes infusiones de plantas, para cualquier zona de la piel del cuerpo y como no para elaborar una estupenda mascarilla capilar para el cabello seco, caída o escamación capilar, haciendo así una gran depuración y limpieza de la piel.









viernes, 11 de abril de 2014

Plenitud




Esta palabra "plenitud" abarca un estado muy intenso de satisfacción. Cuantas veces nos hemos dicho que queremos ser felices y que queremos acabar con la tristeza que se almacena dentro de nosotros. Pues bien aunque la vida no es una linea recta ni un camino de rosas, estar conectado con tu esencia y estar en plenitud te guía hacia lo divino.





Plenitud es aceptar tal cual es, pasa o sucede cuanto llega o se cruza en tu camino. Es no luchar contra ti y dejarse llevar.

¿Y como se hace?

En ese punto nos encontramos miles de seres, preguntándonos miles de cosas y palpando a ciegas el iceberg de nuestra esencia. Pues explicarlo no es fácil y poner etiquetas de como ha de ser algo tampoco, pues cada uno tiene unas vivencias y experiencias que le harán aprender y evolucionar en su camino. Podemos huir, luchar, aterrarnos o podemos dejarnos llevar, fluir, descubrir y la palabra mas bonita que da sentido a todo es DESPERTAR.

Digamos que cuando despertamos de pequeños a ver el mundo que nos rodea es algo nuevo y mágico aunque no fuéramos conscientes. Pues imaginaros si somos conscientes y despertamos de nuevo, viendo todo diferente a como lo percibimos ahora. 

Ningún ser quiere sentirse triste, ni tener ansiedad, ni estados que te hacen sentir mal aunque cuando sientes eso es como que algo dentro de ti golpea fuerte para que lo escuches, para que así puedas sanarlo. Muchos preferimos girar la cabeza y creer que todo va bien o medicarnos sin parar para que cese. La mejor opción solo la sabe y la tiene uno mismo. Escuchar nuestro cuerpo y nuestra intuición es magnífico para ver de donde viene la raíz del problema y como lo podemos arreglar.

Sentir plenitud esta al alcance de todos. Mirar hacía dentro, hacer una limpieza interior, sentir que estamos aquí y ahora, que fluimos con la vida y estamos conectados al amor.

Nadie asegura que sea un camino fácil aunque es un camino hacía la evolución del ser lleno de aventuras. Solo tu decides si emprender el viaje sin maletas ni destino.

                                                                                                                                     Yasmina


Frase positiva:
Me siento en armonía, con paz y mucho amor.

viernes, 4 de abril de 2014

Ensalada verde con queso de cabra

















Ingredientes

Lechuga.
Frutos secos (pipas, nueces…).
3 Tomates cherry.
Queso de cabra.
Olivas.
Membrillo.                                       
Miel.
Sal.
Aceite de oliva extra.
Vinagre de Módena.



Elaboración:

Todos sabemos lo sencillo y rápido que es elaborar una exquisita ensalada como entrante o acompañamiento de cualquier otra comida. Y ahora que tenemos la primavera y el verano a la vuelta de la esquina, a quien no le apetece una ensalada fresquita de entrante para comer.
La ensalada la podemos adornar como mas nos guste, dándole así un placer no solo a nuestro paladar sino a nuestra vista.


Yo siempre coloco primero en el plato la lechuga con la sal, añadiendo después los frutos secos, el queso de cabra, el membrillo, los tomates cherry y las olivas.
Le añado por encima semillas de sésamo tostadas y un pequeño toque de miel.
Seguidamente añadir aceite de oliva y vinagre de Módena a la hora de consumirla para que no se nos quede pocha.


Veréis que tanto el membrillo como la miel, le dan un toque especial a la ensalada de queso de cabra.
Esta ensalada es especial  rica en calcio por el queso, las semillas de sésamo y la lechuga, para mí una de mis preferidas.

                                                                                                                                       Begoña