miércoles, 17 de diciembre de 2014

FIESTAS NAVIDEÑAS 2014-2015 A LA VISTA





Ya está aquí casi el invierno, el frío, las fiestas y las vacaciones.

Ha sido un año cargado de alegrías, de nuevas experiencias, de cambios y de éxito. Esperamos que así sea en vuestras vidas también.

Evolucionamos hacia un ser mejor, siempre aprendiendo lo bueno de cada persona y dejando atrás lo que no necesitamos.




Nuevos propósitos, ilusiones e incertidumbre bañan el año nuevo que entra y lo recibimos con gratitud.

Queremos desearos a todos los lectores en especial a los más cercanos, que han estado leyendo nuestros artículos semana tras semana, que paséis unas bonitas fiestas. 

Os deseamos todo lo mejor y que sintáis y disfrutéis cada momento único de vuestra vida.

Vamos a estar de vacaciones unos días por lo cual estaremos ausentes del blog aunque no de su esencia ya que seguiremos trabajando con nuevos artículos.
Volvemos a la carga el 9 de enero, con más energía que nunca.




¡Felices fiestas blogueros!














jueves, 11 de diciembre de 2014

Sepia a la plancha













Ingredientes: (Para 3 personas).

3 sepias frescas.
Aceite de oliva virgen extra.
3 Dientes de ajo.
2 Ramitas de perejil fresco.


Elaboración

Muy sencillo este segundo plato, que todos sabemos hacer fácilmente.
Aquí tenemos ya, la sepia limpia de la pescadería.
Pondremos una plancha o sartén al fuego con un chorrito de aceite de oliva.
Añadiremos la sepia fresca e iremos girándola, para que se nos haga por los dos lados.
Mientras se hace, en un tarro de moler añadimos los dientes de ajo, el perejil y 2 o 3 dedos de aceite de oliva virgen extra y lo moleremos.







Seguidamente serviremos la sepia  y por encima le añadiremos con la ayuda de una cuchara la mezcla de ajo y perejil molida.


Valor nutricional de la sepia

Este molusco bajo en grasa, aporta pocas calorías, lo cual hace que sea ideal, en menús para personas que siguen dietas para bajar de peso. Contiene un alto nivel de proteína. También encontramos varios minerales, entre los cuales están: el yodo, calcio, magnesio, selenio, hierro, sodio... y muchas vitaminas como: la vitamina E, vit A, vit B1, B2, B3, B6, B9...
Es apropiada para todos los paladares, así que a disfrutar de su sabor y sus propiedades.


Begoña y Yasmina







viernes, 5 de diciembre de 2014

LAS NECESIDADES ALIMENTARIAS EN LA MADUREZ


Centramos especial atención a nuestra alimentación cuando somos pequeños pues sabemos que el cuerpo se ha de desarrollar y para hacerlo necesita el aporte suficiente de muchos nutrientes. 





Hay diferentes etapas en la vida en las que necesitamos aportar más nutrientes para fortalecer y ayudar a nuestro organismo a avanzar mejor. 
En este artículo vamos a ver que necesitamos en la edad adulta o mejor definida como la madurez.

La buena alimentación para llevar una vida saludable en este ciclo es fundamental. Hay personas que irradian juventud aunque su edad sea avanzada pues no hay mejor pócima que una alimentación consciente.

Beber el agua necesaria al día es muy importante para hidratar cada una de nuestras células y mantener una piel tersa y bonita. Con los años sentimos menos necesidad de ingerir líquidos. Es muy importante beber 1,5 o 2 litros al día, aunque no se tenga sed, ir bebiendo aunque sean pequeños sorbos.

Las proteínas adoptan un papel muy importante ya que tienen muchas funciones estructurales (forman tejidos, estructuras celulares…), energéticas ya que aportan 4 kcal/g, de reserva de aminoácidos, transporte (como la hemoglobina), enzimática, reguladora, defensiva (crean anticuerpos y actúan contra agentes extraños. Por lo tanto una carencia de proteínas puede provocar una desnutrición proteica y eso hace que se acelere el envejecimiento entre otros. Es importante repartir el aporte de proteínas durante todo el día.

El aporte de hidratos de carbono es importante aunque estos han de ser de absorción lenta como son los integrales (pasta, arroz, pan…). Evitar sobretodo los azúcares ya que en esta etapa se suman más casos de intolerancia a la glucosa por la edad, desequilibrio alimenticio, falta de ejercicio, etc. Si queremos evitar un posible caso de diabetes (tipo II) debemos controlar la ingesta de los hidratos, en especial los de absorción rápida.

Las grasas que provengan de alimentos como los frutos secos, pescado azul, legumbres, aceite de oliva son ideales en la dieta. El aporte de grasas saludables nos ayudara a controlar el colesterol y proteger el organismo.

Evitaremos embutidos, patés, carnes rojas, bollería ya que estas son grasas no saludables que hacen incrementar el colesterol entre otras enfermedades.

Las vitaminas son micronutrientes indispensables, aportan muchos antioxidantes, los cuales nos mantienen jóvenes ya que previenen del envejecimiento celular. Entre ellas está la vitamina A, C y la E.

 Las vitaminas del grupo B son vitales para mantener un correcto equilibrio en el sistema nervioso.

Minerales como el calcio que ayudan a los huesos (previniendo de enfermedades como la osteoporosis). Es de especial importancia antes de la menopausia enriquecer la dieta con alimentos ricos en calcio como: sésamo, yogurt, verduras, legumbres, frutos secos, pescados, huevo, etc.

Una buena dosis de hierro para prevenir casos de anemia, zinc, yodo, cromo (previene y equilibra la diabetes), selenio (evitan el envejecimiento) y muchos más oligoelementos que nos ayudan a estar fuertes y sanos.


Evitaremos eso sí, el sodio ya que, un abuso de este, aumenta nuestra presión arterial.




Lo importante es llevar una dieta equilibrada, intentando aportar durante el día alimentos ricos en estas propiedades. Hacer ejercicio habitualmente. Disfrutar de cada momento riendo pues reír no marca arrugas como se cree sino que aumenta tu vida y rejuvenece. 

jueves, 27 de noviembre de 2014

Superar etiquetas


¿Os preguntareis a que nos referimos cuando decimos etiquetas?
Todo el mundo hacemos las cosas en su momento de la mejor manera que sabemos, bien porque no nos lo han enseñado educacionalmente  o porque en ese momento nos equivocamos o no sabemos enfocar las de otra manera. Aprendemos de nuestros errores y avanzamos.
Luego pasa el tiempo y uno va madurando y aprendiendo a como no cometer esas mismas pautas de comportamiento y vas cambiando poco a poco. Pero en ese trayecto más avanzado en el que tú has aprendido y cambiado, mucha gente te sigue poniendo la misma etiqueta que te pusieron años atrás o toda una vida.



Tú eres tal!! O eres cual!! Has hecho tal!! Echándote en cara todas aquellas cosas que en un pasado hiciste mal, bien porque te equivocaste o no lo supiste hacer mejor.
De ahí vienen esas etiquetas que bien ponemos a los demás o a la inversa, los demás nos la ponen a nosotros.
Yo misma como ejemplo he podido sentir en mi propio pellejo, esas etiquetas que me pusieron una vez y nunca más me las quitaron. Fueron, una huella que me hicieron sufrir, por todo aquel que hablaba mal de mí o me apuntaba con el dedo.




Cuando cambié, ya no todo el mundo me colocaba esas mismas etiquetas, pero si algunas personas que cuando me las encontraba al cabo de bastantes años o personas de tu mismo vinculo  familiar, al acercarse a mi o al hablarme seguían en el mismo punto desde que me pusieron la etiqueta a mí. De ahí es cuando me di cuenta que claro, la que había cambiado fui yo, no algunos de ellos.



Y os preguntareis: 
¿claro es que todo el mundo no es igual? 
¿Es que hay quien no cambia nunca?
Seamos conscientes  de ver a las personas dándoles un voto de confianza y cuando no nos guste alguien, simplemente guardaremos distancias.
No hagamos juicio de valor de nadie e intentemos centrarnos en nosotros mismos, para querernos más y aceptarnos con nuestras cosas buenas y las que no son tan buenas.
No hay nadie perfecto y creo que una de las misiones de nuestro paso por la vida en este plano, es la de aprender a compartir y relacionarnos los unos con los otros.
¿Decirme qué os parece esta reflexión que os he dado?
Y si lo compartís, seremos un gran colectivo de personas, avanzando hacia el mismo lugar ya que todos somos uno.


                                                                                                                                   Begoña

viernes, 21 de noviembre de 2014

ALIMENTOS PARA COMBATIR LA HIPERTENSIÓN


Esta enfermedad cada vez más extendida, es debida a una mala alimentación o a un desequilibrio en nuestra dieta, como puede ser, consumir alimentos pobres en potasio.

El médico nos manda una pastilla para que nos baje la tensión y nos dice que llevemos una dieta pobre en sodio. Muchas personas hacen la primera solución y la segunda cae en el olvido.




Vamos a conocer que alimentos nos ayudan a que nuestros niveles de tensión se estabilicen, ganaremos en salud y nuestro corazón lo agradecerá.

Sabemos que los alimentos que no se recomienda su uso son los ricos en sodio como comidas prefabricadas, de sobre, añadir mucha sal en los alimentos y el alcohol.

Ahora vamos a ver cuales nos ayudan. Las hortalizas y las frutas en general son muy favorables, el ajo, el apio, alimentos ricos en potasio, los ricos en calcio, el aceite de oliva virgen y el pescado azul entre otros.

Una de las mejores medicinas es el apio, comer 2 tallos de apio el día ayuda a bajar la presión arterial y es un buen depurador de la sangre. Puedes trocearlo en la ensalada o hacerte zumos con otras frutas, así no lo notarás tan amargo y no te cansaras de comerlo. Dicen que el apio tiene un alto poder afrodisíaco.

Otro alimento indispensable, mencionado anteriormente, es el ajo y en menores cantidades la cebolla. Comer 2 dientes de ajo al día ayuda a bajar la presión según muchos estudios realizados.

Consumir alimentos ricos en potasio nos ayuda a reducir la tensión, ya que si hay una escasez de este, retenemos el sodio y en consecuencia nos aumenta la presión. Por eso hay que darle mucha importancia al consumo de alimentos ricos en este mineral. Lo encuentras en las hortalizas, frutas, pescado y marisco.

Comer 1 naranja al día, kiwi, mandarina, limón, pomelo…Comer fruta que contenga vitamina C nos ayuda también a controlarla y a reducirla mucho.

El pescado azul por su contenido en ácidos grasos omega 3 lo hace una excelente fuente para ayudarnos con esta enfermedad.

Son buenos los alimentos ricos en calcio como el sésamo, espinacas, col…

La grasa monoinsaturada del aceite de oliva lo hace otro alimento favorable en la dieta.

Otro punto a tener en cuenta es si padece sobrepeso, disminuir de peso ayuda a reducir los niveles de presión arterial.

Resumiendo, si queremos mantener nuestra salud en un estado óptimo y vital debemos aparte de reducir el sodio en nuestros platos, introducir o aumentar alimentos ricos en nutrientes, como hortalizas, frutas, pescado, etc.

Llevar una vida equilibrada emocionalmente y no tener estrés también son factores muy importantes a tener en cuenta. 

Es muy beneficioso practicar algún deporte o ir a caminar como mínimo 30 minutos al día.



Frase positiva:
Escucho mi cuerpo. Se lo que necesita. Me siento vital.




martes, 18 de noviembre de 2014

Croquetas de pollo























Ingredientes:

2/4 de pollo de la pierna del caldo.
1 cebolla.
Aceite de oliva.                                                
Sal.
Harina.                                                                 
Pan rallado.
3 Huevos.
Leche de soja o desnatada(al gusto).



Elaboración:

Esta misma receta la podéis hacer con cualquier carne que le añadáis, cuando hacéis caldo. Yo normalmente hago el caldo con pollo o gallina y los vegetales, que es como más nos gusta. Pero si tenéis costumbre de echar cordero, ternera y jamón, pues la receta es la misma pero con otro gusto y textura.
Deshuesaremos el pollo  de haber hecho caldo y lo trocearemos y reservaremos en un plato aparte para lo último.



Pondremos una cazuela u olla al fuego, con un poco de aceite de oliva virgen.
Pelaremos la cebolla y la moleremos sofriéndola hasta dorar un poco.
Seguidamente le añadiremos 3 cucharadas colmadas soperas de harina y removeremos sin parar.
Se nos quedara hecha una pelota, pero seguidamente para que no se nos pegue añadiremos leche y sal.

Lo moleremos con el túrmix e iremos removiendo con una espátula o cuchara, según va espesando.
Iremos añadiendo leche hasta coger el espesor que queramos.
Una vez hecha esta bechamel, le añadiremos el pollo troceado, removiendo constantemente a fuego medio.
Lo moleremos todo y lo tendremos al fuego durante unos 10 minutos, removiéndolo para que no se nos pegue y se vayan mezclando los sabores.






Lo probaremos de sal y si es necesario le añadiremos.
Cuando este hecha la masa espesa, de seguida la pasaremos a una fuente, donde la tendremos en reposo, como mínimo un día y en la nevera.





Cuando ya tenemos la masa disponible para elaborar las croquetas, prepararemos en un plato hondo 3 huevos y los batiremos con la ayuda de un tenedor.
En otro plato plano añadiremos pan rallado.

Con la ayuda de una cuchara sopera, cogeremos la cantidad de masa, de la medida que queramos tener de las croquetas.
Dándole la forma la rebozamos en el pan rallado y seguidamente la metemos en el huevo una vuelta por cada lado, volviéndola a poner en el pan rallado otra vez. Para que nos quede la masa bien protegida y para que cuando hagamos las croquetas estén crujientes por fuera y blanditas por dentro.









Una vez hemos elaborado las croquetas, cogeremos una sartén y la pondremos al fuego con bastante aceite de oliva, para cubrir por lo menos por la mitad de las croquetas.
Con el aceite bien caliente freiremos las croquetas, sin que se toquen las unas con las otras.
Si es necesario una vez que está bien caliente el aceite, podemos bajarle un pelín el fuego.
Así tal cual estas croquetas están deliciosas con todo su sabor del pollo, pero si os apetece cuando ya tenéis la masa hecha de añadirle jamón salado cortado a trozos pequeños, también le dais un toque diferente a las croquetas.
Eso ya debe de ser a escoger como más o apetezca. Yo os puedo decir que están buenísimas de las dos maneras. Aunque estas que veis en la foto solo tienen pollo.
Con estas cantidades que he puesto aquí en esta receta, he tenido croquetas para 3 días, para 3 personas. Pensar que una vez hechas las podéis congelar.
Qué curioso es que de de una receta de caldo nos pueda hacer el arreglo de varios platos de comida.
Y tiene su trabajito en su día de elaboración, pero una vez hecho, ya tenéis comida para otros días, que solo tendréis que calentar o freír.




                                                                                Begoña







domingo, 9 de noviembre de 2014

Bol de arroz integral con atún y manzana





































Ingredientes: ( Para 2 personas)


  • Arroz integral (medida: 2 tazitas por persona)
  • 1 manzana
  • 1 lata de atún
  • Albahaca
  • Queso de untar (1 cucharada)
  • Aceite de oliven virgen extra y sal del himalaya.

Elaboración

Esta receta sencilla y nutritiva no deja indiferente a nadie por su contraste de sabores.
Sorprende a tus invitados más exigentes a probar este plato.


Vamos manos a la obra:

Ponemos al fuego una olla con agua y cuando empiece a hervir le añadimos el arroz integral. Lo dejamos cocer unos 20 minutos aproximadamente.



Pasamos a colarlo y lo presentamos en un bol bonito.

Le añadimos sal, albahaca y aceite de oliva. 


Lavamos una manzana y la troceamos a daditos encima del arroz (con la piel incluida). 

Añadimos una lata de atún y una cucharada de postre de queso de untar tipo philadelfia y removemos todo bien con la ayuda de una cuchara.

Ya lo tenemos apunto para comer. 
Como habéis podido ver  es muy fácil de hacer. 

Este plato nos aporta carbohidratos complejos, proteína, vitaminas y minerales. 

Apúntate al plan de vida saludable y disfruta de lo que comes.


                                                                             Yasmina








viernes, 31 de octubre de 2014

Manzanilla alemana o Matricaria recutita




La manzanilla alemana es  de la familia de las asteráceas de flores blancas de forma de margaritas, con tallo tierno y sumidades floridas que se usan tanto secas como frescas en infusión, con un olor aromático y de gusto amargo. Se la confunde muchas veces con la manzanilla común.
Es nativa de la región de los Balcanes, desde donde se difundió hacia Europa, se ha naturalizado en algunas regiones de América. Y se cultiva para su uso industrial. Crecen en suelos bien drenados, con bastante sol y resiste las heladas, la escasez de nutrientes y la acidez del suelo.


Tanto la manzanilla alemana (Matricaria recutita) como la manzanilla romana (Anthemis nobilis) tienen las mismas cualidades terapéuticas, solo que la alemana es más dulce e intensa y  la romana tiene un gusto más amargo. Ambas las podemos encontrar en la herboristería tanto para infusiones, como en aceite esencial.

Propiedades:

La manzanilla alemana es digestiva, sedante, tónica, carminativa, antiséptica, emenagogo, vasodilatadora y antiespasmódica.

Contraindicaciones:

No se recomienda el uso de la  manzanilla durante el embarazo, ya que puede causar contracciones uterinas y aborto.

Infusiones:


La infusión de manzanilla alemana, nos puede servir para favorecer las expulsiones de gases intestinales, dolores de cabeza, menstruales, digestivas y dentales.

También nos puede ayudar en resfriados, dolores de garganta, fiebre, tos, asma, nerviosismo, como relajante y favorecedor del sueño.


Elaboración:

Se prepara la infusión con las flores secas de manzanilla alemana de la siguiente manera.
Por cada taza de agua hirviendo, una cucharada sopera rasa de flor seca de manzanilla alemana.
La dejaremos reposar entre unos 10 o 15 minutos.

Uso externo:



El aceite esencial de manzanilla en diferentes técnicas:

El aceite de manzanilla es analgésico, antiinflamatorio, tonificante de la piel, sedante y desinfectante.

Masaje:

El masaje con aceite de manzanilla nos va a servir para relajarnos y es mucho más efectivo en pequeñas dosis. En casos de migraña, dar masaje en las sienes con una gota de aceite esencial.


El aceite de manzanilla junto con  aceite de cayeput y enebro, nos va a servir para la artrosis y reumatismo.
Para la celulitis la mezclaremos con aceite de orégano, geranio, limón y albahaca.

Elaboración:

Por una cucharada de aceite vegetal que podría ser de almendra, caléndula, germen de trigo, de oliva…
Dos gotas de aceite de cada planta que añadáis.

Ejemplo:

Reuma: 1 cucharada sopera de aceite de almendra +  2 gotas de manzanilla + 2 gotas de cayeput + 2 gotas enebro

Baños:

Llenar la bañera de agua y añadir una cucharada sopera de aceite vegetal y seis gotas de aceite de manzanilla. Este baño nos va a servir como sedante para pieles sensibles.

Compresas:

Compresas calientes:

Añadir 6 gotas de aceite esencial por litro de agua.
Empapar la compresa con esta agua, escurrir y poner en la zona a tratar.
Nos servirá para furúnculos, flemones e infecciones urinarias.


Compresas frías:

Añadir 6 gotas de aceite esencial por litro de agua.
Empapar la compresa con esta agua, escurrir y poner en la zona a tratar.
Nos puede servir para la tendinitis y esguinces.




 Mascarilla facial para pieles normales o secas:

Utilizar una base de un yogur natural y una de harina de avena, añadir 2 gotas de aceite esencial de manzanilla, sándalo, palo de rosas y zanahoria. También añadiremos 10 gotas de aceite de germen de trigo.


Lo mezclaremos todo bien hasta conseguir una pasta homogénea para ponerla en el rostro durante 10 o 20 minutos según nos apetezca.
Luego con papel de servilleta o una toalla mojada, retiraremos la mascarilla y nos lavaremos bien el rostro.

Aromaterapia:

Difusor de esencias florales:

El aceite esencial de manzanilla nos puede servir para relajarnos en cualquier momento del día.

También nos puede ayudar a aumentar los beneficios de cualquier actividad relajante que hagamos como meditar, yoga…



Frase positiva:

Todas mis experiencias son oportunidades para aprender y crecer.