viernes, 23 de agosto de 2013

CONDICIONES FÍSICAS BÁSICAS

Bien, en este próximo bloque hablaremos de los diferentes “componentes” que “tiene” nuestro cuerpo a la hora de realizar ejercicio físico, y que de una manera u otra conseguiremos mejorar si iniciamos la actividad que se recomienda. Aparte de los beneficios nombrados en el artículo anterior, también se ven beneficiados otros aspectos. Éstas son las CONDICIONES FÍSICAS BÁSICAS.

Las condiciones físicas básicas son aquellas cualidades internas (que “forman parte” de nuestro cuerpo), de cualquier sujeto que nos sirven para poder realizar cualquier actividad física o deportiva, y que, con una pràctica regular, mejoraremos. VOLVEMOS A RECORDAR QUE CADA PERSONA NECESITA UN PROGRAMA PERSONALIZADO A SUS CARACTERÍSTICAS.

Los profesionales de la actividad física conocemos e identificamos bastantes más denominaciones y clasificaciones de las que se nombrarán , pero para resumirlo al tema estricto de salud, nos interesan conocer las siguientes:

Éstas condiciones son:

-RESISTENCIA, FUERZA, FLEXIBILIDAD Y VELOCIDAD (AGILIDAD TAMBIÉN SERÍA ACEPTABLE)

Vamos a conocerlas un poco más a fondo para tener idea de lo que podemos mejorar a través de la pràctica de ejercicio físico de manera regular.

  • Resistencia: Es la capacidad de soportar/realizar un esfuerzo durante un tiempo relativamente prolongado, es decir durante un mayor tiempo posible.
-Un buen trabajo de resistencia podria ser perfectamente desde caminar a paso ligero, hasta realizar running a un buen ritmo de manera controlada, todo dependiendo de la persona y características que tengamos delante. La actividad física de resistencia de manera regular nos permite ir paso a paso avanzando en nuestros propósitos. Está el que se propondrá realizar a pie el camino de Santiago en 6 meses caminando a paso ligero (si la persona por ejemplo es sedentaria), hasta el que en 6-12 meses se propondrá acabar una carrera popular de 10km, si antes corría más bien ocasionalmente.

-La pràctica de ésta capacidad nos permitirá aumentar el tamaño de nuestro corazón, por lo tanto éste bombeará más sangre a todo nuestro organismo, aparte de ayudarnos a eliminar sustancias de desecho, y facilitando que aumentemos la demanda de oxígeno mejorando nuestra capacidad pulmonar (la espiración e inspiración) . Con la pràctica regular, dismunuiremos nuestra frecuencia cardíaca cuando estemos en reposo, eso también nos ayudará a mantener el pulso y nos sentiremos más relajados durante el día.

-Cuando llevemos un tiempo, nos daremos cuenta que mejoraremos en nuestro estado de ánimo ya que como dijimos anteriormente, segregamos endorfinas, que nos hacen sentir placer, sentirnos bien, a otros que fortaleceremos las piernas (tonificándolas y endureciéndolas), además de ayudar a tonificar nuestro abdomen, mejorararemos en globulos blancos (por lo tanto nos ayuda en el sistema que defiende nuestro organismo).

-Resumiendo, un trabajo de resistencia puede ir desde caminar, correr o nadar, hasta disputar un partido de futbol o pádel.

















  • Fuerza: Es la capacidad que nos permite, gracias a la acción de nuestros músculos (contracción), vencer a una resistencia u oponerse a otra.
-El ejercicio físico de fuerza no es ni mucho menos solo el típico trabajo de pesas en el gimnasio, en el que aumenta el tamaño de nuestros músculos. El ejercicio físico de la fuerza es muy recomendable y efectiva si se hace de manera regular para cualquier persona (eso sí, siempre de manera PERSONALIZADA a cada uno, por factores como la edad, patologías existentes...).

-Cuando se trabaja ésta condición, nuestros músculos crecen de tamaño, por lo tanto nos protegen mejor de lesiones articulares y de huesos, ya que éstos están más protegidos. Un dato importante es que al encontrarse nuestros cuerpo con más músculo, nos cuesta más movernos, por lo tanto hay un gasto de calorías mayor, y por lo tanto también previene de la obesidad.

-Mejoramos nuestro sistema cardiovascular, ya que la sangre fluye por nuestros músculos, y da el resultado de una aceleración de nuestro metabolismo (mejoramos en la quema de colesterol). Si tonificamos nuestros músculos, ganaremos en higiene postural, ya que si hay partes de nuestro cuerpo que tienen poco tono, el resultado será dolores musculares, pinzamientos nerviosos...

-Bueno para los diabéticos, ya que el trabajo de fuerza utiliza la quema de azúcares de nuestro organismo, por lo tanto Y SIEMPRE BAJO UN ENTRENO BAJO CONTROL, no dependeremos tanto de los fármacos que se utilizen, además de normalizar el azúcar en sangre.


  • Velocidad: Es la capacidad que tiene nuestro cuerpo de realizar uno o varios movimientos en el menor tiempo posible.
-Por lo que hace a la velocidad, es una capacidad un poco diferente a las demás, ya que la mayoría de veces tiene más relación con el rendimiento deportivo que con la actividad física-salud. Tiene bastante que ver con la fuerza (en éste caso con la fuerza:potencia, ya que tambíen utilizamos la fuerza (potencia) para obtener mayor velocidad en los movimientos, y también tiene mucho que ver con la resistencia (de tipo anaeróbica), (que són ejercicios de corta duración a alta intensidad).

-Lo que más nos interesa en el aspecto salud, es que mejorando la velocidad mejoraremos el tiempo de reacción en un estímulo (por ejemplo en cualquier situación que nos ocurra de manera inesperada, por ejemplo un accidente laboral, cotidiano...).


  • Flexibilidad: Es la capacidad de mover el cuerpo con amplitud (mayor o menor), sin hacerse daño, todo ello gracias a la movilidad de nuestras articulaciones y elasticidad de nuestros tejidos musculares.
-La flexibilidad se mide por el ROM (Rango de movimiento) del que dispone nuestro cuerpo.Con factores como la edad, lesiones sufridas o por sedentarismo, nuestro rango de movimiento se verá afectado acortando nuestros movimientos. A medida que realizemos ejercicios como estiramientos por ejemplo, ganaremos en ésta amplitud de movimiento, los haremos más amplios, y seremos más flexibles.

-Como hemos dicho, el factor más importante para mejorar son los estiramientos. Lo ideal sería realizarlos la mayor cantidad de dias posibles en la semana, o en su defecto cada vez que vayamos a relizar actividad física.

-Con la practica regular, mejoraremos la postura de diferentes partes de nuestro cuerpo, entre ellos de la espalda, que al elongarla (estirarla) la relajaremos, con la posterior reducción de las molestias. Si nos hacemos más flexibles, aumentaremos nuestro rango de movimiento y prevendremos de posibles lesiones, ya que acostumbraremos mejor a nuestros músculos, aparte que éstos mejoraran en circulación sanguínea. Por último, cuando terminemos nuestra sesión nos sentiremos más relajados física y psicologicamente.