viernes, 17 de mayo de 2013

Lavanda (Lavanda Officinalis)

Lavanda dentata
Existen numerosas especies de Lavanda, entre las más comunes está la Lavanda officinalis . La lavanda pertenece a la familia Lamiaceae, es originaria de los países mediterráneos de Europa y norte de África y desde siempre se ha utilizado para la fabricación de perfumes y lociones. Sus flores son de color lila y florecen en verano, época en que se recolectan para uso medicinal. Se ponen a secar a la sombra sin sobrepasar los 35º de temperatura del exterior para conservar todas sus propiedades medicinales, debido a que la lavanda contiene componentes alcohólicos como el linaol, bormeol,geraniol y se podría perder gran parte de sus propiedades y evaporarse. 
Otra especie de similares propiedades es la lavanda spica
La lavanda  se puede utilizar en aceites, infusiones, aromaterapia, cosméticos, jabones, velas aromáticas y medicina.

Propiedades:

La lavanda  entre sus cualidades, tiene una acción sedante sobre el sistema nervioso central, es antiséptica, analgésico, bactericida, carnitiva, antiespasmódica y cicatrizante.

Contraindicaciones:

No tomar, ni poner durante el embarazo y lactancia. No se debe administrarse aceite esencial de lavanda a niños menores de 6 años, personas alérgicas a cualquier aceite esencial, enfermedades neurológicas o enfermedades del hígado. Si es asi consulte antes con su médico.  


Infusión:

Dolores de cabeza, migrañas, relaja el sistema nervioso, estrés, ansiedad, insomnio, taquicardias dolor de garganta y tónico digestivo.

Elaboración: Calentaremos el agua hasta que hierva, (ración para una taza)  añadiremos de 1-2 cucharaditas de lavanda, dejaremos 1 minuto en el fuego  y lo retiraremos del foco de calor para dejarlo reposar de 10-12 minutos.


Uso externo:

Cataplasma: para esguinces y dolores.
Elaboraremos una infusión en decocción (Hervir de 5-10 minutos) de lavanda,
tomillo y romero.
Cogemos una cantidad de arcilla verde (dependiendo la zona  a tratar) y se va añadiendo la infusión, poco a poco removiendo, hasta conseguir una pasta.
La pondremos en la zona a tratar durante media hora mas o menos o cuando se seque, quitaremos y limpiaremos el fango, e  hidrataremos con una buena crema.

Aceite esencial:

Mezclado con otros aceites esenciales se potencian recíprocamente.

El aceite en diferentes técnicas:

Masaje: Sirve como calmante y dolores musculares, desinfectante, antiinflamatorio, diurética, fluctuaciones emocionales, insomnio, dolor de cabeza (masajear sienes), equilibrante mental, mareos (masajear sienes y articulación de la muñeca).
Por una cucharada de aceite vegetal 2 gotas de aceite esencial.

Baños: Antiinflamatorio, insomnio, desinfectante, calmante, estrés, regenerador de tejidos y acné.
Con la bañera llena le añadimos una cucharada de aceite vegetal con 4-6 gotas de aceite esencial.

Compresas frías: Dolor de cabeza y equilibrante mental.
Añadir 6 gotas de aceite esencial por litro de agua.

Compresas calientes: Acné y regenerador de tejidos.
Añadir 6 gotas de aceite esencial por litro de agua.
Unas gotas en la almohada ayuda a conciliar el sueño.

Aplicación directa: Quemaduras 1-2 gotas de aceite esencial (con cuidado de no tocar el tejido sano).

Picaduras de insectos: 1-2 gotas de aceite esencial.

Antiparásitos (piojos): Añadir en el champú 15-20 gotas de aceite esencial y si se quiere también se le puede añadir aceite esencial de árbol de té.

Lavanda stoechas
Aromaterapia:

Difusor de esencias florales:

Ayuda a recuperar el equilibrio mental y emocional, relajación, insomnio, ansiedad y estrés.
2-3 gotas con agua en el difusor.

Uso de la lavanda en la cocina:

La lavanda se usa en algunas recetas de repostería y para decorar platos. 


Otros usos de la lavanda o espliego:

Ahuyenta los mosquitos, se pueden hacer cremas, perfumes, ambientadores…



Frase Positiva:
Soy una mujer estupenda y maravillosa, me quiero y me aprecio tal y como soy. Valoro todo lo que hago.