sábado, 26 de enero de 2013

Puré de calabaza con espinacas y avena

















Ingredientes: (Para 5 personas.)
Tiempo: 25 minutos
800gr de calabaza pelada  y partida.         
300gr de espinacas.                                       
4 cucharadas soperas de avena.                 
Aceite de oliva.
Sal marina.





Elaboración
Ponemos la calabaza limpia y partida en una olla a hervir, con un chorrito de aceite.
Mientras dejamos cocer 15 o 20 min. la calabaza, vamos limpiando y preparando las espinacas y 4 cucharadas de avena.




Seguidamente añadiremos las espinacas y la avena, dejándolas hervir 5 min.
Paramos el fuego y lo molemos. Dejándolo reposar 10 min.




Éste puré además de ser energético, es muy suave para el paladar y sabroso. Os lo recomendamos para cualquier comida o cena, además de que su elaboración como veis, es rápida.








                                            Begoña

Avena





Es un cereal que contiene mucha fibra y es bajo en grasas. Tiene unas cualidades muy saludables, por su riqueza y por su fuente de energía y vitalidad, gracias a los hidratos de carbono que contiene, de absorción lenta y de fácil asimilación.
Desde hace algún tiempo, existe la confusión de que los hidratos de carbono engordan. Esto seria para los productos refinados, que carecen de nutrientes y producen grasas. Afortunadamente, esta confusión, no tiene nada que ver, con los hidratos de carbono procedentes de productos integrales. Como la avena, que gracias a su alto contenido en fibra y vitaminas del grupo B, que contiene su efecto diurético intrínseco, todo el que siga una dieta, le ayudara a perder peso y mejorara su rendimiento vital.


Propiedades terapéuticas:
Es eficaz para combatir, cualquier trastorno digestivo, reduce el nivel de colesterol en sangre, ayuda a superar el estrés y la depresión, es muy recomendable en periodos de embarazo y lactancia, diabetes y asma. Previene la caries dental, la  descalcificación, la desnutrición, la falta de apetito, la hipertensión, la ulcera de estómago, colitis, mal aliento, acidez gástrica y estreñimiento.




La avena en la cocina:
Se puede tomar en los desayunos, en copos, molida, en muesli, zumos de frutas, purés de verduras, caldos, ensaladas y repostería.