domingo, 20 de enero de 2013

Kombu

                 
Crecen en aguas de mar profundas y frías. Forman cintas hasta de veinte metros de longitud. Se come hervida, con sopa de miso, junto con otras verduras, acompañando al pescado, en forma de pickles...
Cocidas con legumbres, las algas ablandan éstas y las hacen más digestivas para evitar flatulencias.
También tienen las propiedades de ablandar otros alimentos como los cereales.
Normalmente las algas las solemos encontrar herbodietéticas y algunos supermercados deshidratadas y envasadas al vacio.
Para servirla en cualquier receta que hagamos la tendremos que poner en remojo unos 45 minutos o hervirla más o menos media hora.
También podemos sazonar recetas de cualquier tipo como verduras salteadas, guisos, ensaladas de pasta, pasta... O simplemente como un sustituto de sal si queréis
y debéis de tener en cuenta que siempre que cocinéis con algas probarlo siempre antes de añadirle cualquier sal.

Elaboración del alga kombu molida

La elaboración de las algas molidas, es muy fácil de hacer y con ello vamos a conseguir saborearlas en muchas recetas añadiéndola como si fuera una especie y que nuestro cuerpo se nutra cada día de esa cantidad de propiedades que tienen.
Trocearemos a trozos pequeños un paquete de algas kombu.

Pondremos una sartén al fuego y añadiremos el alga troceada un par de minutos sin que se nos haga mucho.( Esto se hace para que cuando lo pasemos al molinillo se muela bien y quede como granito en polvo).
Cuando este tostado se deja enfriar y lo iremos moliendo en una molinillo de café.
Yo lo que hago es poner las algas molidas en recipientes de vidrio pequeños de salero como el de la foto, para así condimentar como si de una especia se tratara. A cada especia de alga ponle un salero de diferente color, para diferenciarla

Con esto conseguiremos a la misma vez que nuestro cuerpo recoja cada día esa pequeña cantidad de esas grandes propiedades que tienen las algas, sin haber hecho mucho gasto económico. Así que con un paquete de algas vamos a tener para mucho tiempo.

Se lo podéis añadir a verduras, sopas miso… Todo lo que tenga algo solido, ir probando en lo que más os guste.
Yo cuando muelo el alga kombu también lo hago con otro paquete de alga wakame y las mezclo y los meto en un mismo tarro, para así añadirlas juntas en diferentes recetas.


Bueno aquí tenéis estos pequeños trucos que podéis añadir a vuestros platos tan solo sazonándolos.

Propiedades terapéuticas

Fortalece el intestino, así que previene enfermedades como la colitis. Debido al ácido algínico que contiene.
Previene el bocio por su alto contenido en yodo.
Ayuda a hacer la digestión, debido al ácido glutámico.
Ayuda a regular el colesterol.
Ayuda para la desnutrición y sobrepeso, favoreciendo la absorción de nutrientes. (Buena para cualquier dieta de adelgazamiento).
Regula la tensión arterial.
Previene la absorción radiactiva.









No hay comentarios:

Publicar un comentario